CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

4 MIN

La magia de BMW Motorrad tiene nombre: TELELEVER

Rafael López San Martín | 10 Jun 2021
P90328568 Lowres Bmw R 1250 Gs Advent
P90328568 Lowres Bmw R 1250 Gs Advent

A lo largo de los años, todos aquellos que hemos ido entrando en el mundo de las motos hemos tenido ese momento en el que nos hemos quedado mirando a una R1200GS de BMW pensando, “que horquilla más rara ¿no?”. Y es ese el momento en el que empiezan a venir a nuestra mente algunos comentarios de moteros hablando de la gozada que es conducir una moto con este sistema de suspensión, y empezamos a entender.

Así que por eso, hoy quiero dedicar mi tiempo a escribir acerca de esta maravilla de la ingeniería, ya sé que muchos ya la conoceréis, pero hay que darle el placer a los que no :)

Allá por el 1993, BMW estaba buscando la solución para encontrar el perfecto equilibrio entre comodidad y deportividad. El problema que BMW quería erradicar era el del hundimiento de la horquilla a la hora de frenar en la R1100GS. Y dieron en el clavo con este sistema. A quien haya probado una moto de BMW con Telelever no le descubro América con este artículo, porque ya tiene claro cómo reacciona esta suspensión y sabe, que es una suspensión que no hunde casi nada el morro de la moto por muy fuerte y brusco que frenes. El comportamiento de la moto es increíblemente cómodo y además, esa comodidad no penaliza en absoluto la deportividad.

Es más, a mi parecer las motos con Telelever son muy fáciles de llevar a altos ritmos. Dice mucha gente que el problema principal de este sistema es que no transmite nada de información al motero que lo conduce, y por ello, se escuchan opiniones en detrimento de este sistema ya que algunos prefieren anteponer la información que transmite una horquilla convencional ante la comodidad del Telelever. Yo por mi lado tengo un punto de viste menos duro con este sistema. Creo que si transmite información, pero lo hace mucho más sutilmente que un sistema convencional de suspensión, y por ello hay que acostumbrarse a los minimalistas avisos que transmite. Ahora bien, tenemos que tener claro para que es cada cosa. Los modelos en los que se ha montado y se monta este tipo de sistema de suspensión (o similares como el Duolever, del que me animaré a hablar más adelante) son modelos de Turismo y Trail (salvando alguna excepción). Este tipo de motos de turismo o aventura cierto es que son capaces de vertiginosos ritmos enlazando curvas, pero están pensadas para poder llevar un buen ritmo (que no ir rápido) durante kilómetros y kilómetros por carreteras de dudoso estado. El Telelever ha demostrado de buena manera que es capaz de hacer que una carretera nefasta se torne en una delicia.

Pero, ¿Cómo funciona?

El Telelever es una forma eficaz de separar las fuerzas generadas por la frenada y el trabajo de la suspensión del piloto. Si nos fijamos bien, este sistema sigue contando con una horquilla delantera, pero solo está ahí para permitir al piloto poder realizar los giros así como hacer que la rueda delantera se asiente de una manera más firme.

En palabras de la propia marca se describe su funcionamiento así: “El trapecio oscilante acoplado al bastidor en la parte delantera sostiene la horquilla y la rueda delantera. La columna de suspensión central se encarga de realizar las tareas de suspensión y amortiguación.”

Esto se traduce en que el piloto no siente a la hora de frenar las inercias derivadas de la frenada, haciendo que llevar una moto de por si pesada (a la que se le suma el peso de un posible paquete así como todo el equipaje) se sienta fácil y cómodo, además otra bondad del sistema es que facilita en gran medida las frenadas en curva, ya que el piloto es capaz de gestionarlas sin mayor esfuerzo. Hoy en día existen sistemas de ABS ajustados para ser capaces de llevar a cabo frenadas bruscas en curvas, lo que es un gran avance en seguridad, pero este sistema de 1993 lleva facilitando esta misma situación sin tanta electrónica desde su implantación. Y si tan bueno es, ¿por que solo lo monta BMW? Bueno esto es simple, básicamente es un sistema patentado por BMW y esto hace que si otra marca lo implanta en sus motos, deberá pagar por su uso, lo cual es un engorro.