Contratar un seguro de coche que sepa cómo conduces en todo momento es una gran idea, pero no para todos los conductores

 |  @davidvillarreal  | 

Existen pocas situaciones más injustas que la de contratar una póliza de seguro para nuestro coche y que esta dependa de estudios estadísticos y parámetros generales que determinan cuán peligrosos somos como conductores, que afectan especialmente a los conductores noveles, o a los menores de 25 años. Si quisiéramos ser más justos, tendríamos que tener en cuenta otros factores reales y concretos del conductor. Sabemos que un conductor que respeta los límites de velocidad, o maneja su automóvil relajadamente y con suavidad, será un conductor de bajo riesgo, con una probabilidad menor de sufrir un accidente. ¿Pero cómo podemos combinar esos datos con nuestra póliza de seguro? Muy sencillo. drive&win nos propone una solución para la cual tan solo necesitamos su aplicación y nuestro teléfono móvil.

La empresa drive&win llega a España, tras el éxito de su compañía matriz, Carrot Insurance, en Reino Unido. En los últimos años, la compañía británica habría logrado cifras bastante sorprendentes, como conseguir que la reducción de accidentes entre sus clientes alcance el 42%.

El éxito de la empresa estaría en asegurar que el 77% de sus clientes reciban recompensas, que el 72% respeten los límites de velocidad tras haber sido asesorados por el equipo de gestión de riesgo de la empresa y que más de 20.000 hayan recibido la recomendación de corregir su conducta para evitar un accidente grave. Lo que nos lleva a tres puntos clave, cómo funciona drive&win, a qué clientes va dirigido y cómo puede contribuir muy positivamente a mejorar la seguridad en carretera.

¿Cómo funciona drive&win?

El funcionamiento de drive&win es tan sencillo como instalar una aplicación en nuestro teléfono móvil (que puedes descargar del Store de Apple y Android), sincronizar este con nuestro coche y dejar que la aplicación analice nuestro estilo de conducción. En los últimos años hemos visto diferentes iniciativas, sobre todo fuera de España, que se basan en sistemas enlazados con el puerto de diagnóstico de nuestro coche. drive&win iría más allá ofreciendo un sistema sencillo técnicamente, más transparente a la hora de mostrar la información que registra al usuario y por lo tanto cómodo para el cliente.

Para utilizar drive&win y beneficiarnos de sus ventajas, es necesario que siempre mantengamos conectado el Bluetooth de nuestro móvil, y sincronizado con nuestro coche, cada vez que conduzcamos. Recientemente tuvimos ocasión de probarlo, para constatar que ciertamente su funcionamiento es sencillo y transparente. La empresa ofrece incluso un sistema alternativo con el que sincronizar nuestro móvil con el coche si este carece de Bluetooth.

¿A quién va dirigido drive&win?

Y eso nos lleva al siguiente punto. El sistema de drive&win está pensado para buenos conductores, para aquellos que practiquen una conducción suave y relajada y respeten los límites de velocidad. La aplicación es capaz de registrar diferentes parámetros que, como decíamos, van desde la velocidad y si estamos superando el límite de la vía, hasta la suavidad de la conducción, los horarios en los que conducimos, o las vías por las que nos movemos. En función a todos esos parámetros, drive&win puede determinar que somos unos conductores de bajo riesgo y facilitarnos una mejora de las condiciones de nuestra póliza en su renovación, amén de otras bonificaciones puntuales que según la empresa podrían incluir lavados gratis, vales de gasolina, entradas de cine, o incluso cheques regalo para Amazon.

Sinceramente, las bonificaciones puntuales, aunque desde el punto de vista comercial ayudan a mantener la atención del cliente, no son tan interesantes como las bonificaciones que a largo plazo se podrían conseguir al revisar las condiciones de nuestra póliza.

Nosotros no recomendaríamos este servicio, salvo para aquellos conductores que de verdad vayan a cumplir con las pautas que establece drive&win para considerar quién es un buen conductor. Durante nuestras pruebas descubrimos lo difícil que a menudo es cumplir con muchos límites de velocidad. Desde drive&win, en cualquier caso, nos aseguraron que están trabajando en los ajustes del algoritmo para que cada parámetro registrado tenga una influencia justa sobre la calificación final.

Por la experiencia de Reino Unido, en drive&win están convencidos de que pueden contribuir a mejorar la seguridad vial, porque sus conductores tienden a mejorar sus hábitos para beneficiarse de una reducción en su póliza.

Nos ha gustado que el sistema funcione desde nuestro teléfono móvil, porque es una idea muy buena para ser transparente con el cliente, y porque nos parece muy acertado para conectar con el cliente más joven. Nos gusta el papel que puede jugar un sistema como este, y sus bonificaciones, para corregir los malos hábitos de los conductores e invitarles a ser conductores más seguros. También nos gusta su objetivo de facilitar el trabajo, y el coste, de contratar un seguro, a los más jóvenes, o al menos a los que sean muy respetuosos en la conducción.

Pero el punto negativo más importante, y en el que más insistimos, es que drive&win no es un modelo de contratación de seguro para todos los conductores, sino únicamente para aquellos que cumplan con los parámetros que, según este sistema, identifican a un conductor seguro.

Ver todos los comentarios 1
  • emjpshyco

    Ni loco. Espero que con el tiempo esta fórmula no se convierta en algo “obligatorio” con todas las aseguradoras. Como si no hubiera suficiente con ir con miedo de pasarte de los muchos y ridículos límites a 80 en autovías y que la DGT te mande un “retrato” a casa, para encima ir también con la certeza de que tu aseguradora te está vigilando y te considera un auténtico kamikaze por ir a 130 en una autovía sin tráfico y con buena visibilidad. Y encima te subirá la póliza por ello. Por no hablar de que si un conductor va con su coche diésel en cuarta velocidad a 120 por una autovía para sacarle el calamar de dentro a su motor, se considerará que no conduce suavemente y que es un p*to peligro público, ¿no?