El diésel podría no haber tocado fondo, ¿hasta cuándo seguirán cayendo sus ventas?

 |  @davidvillarreal  | 

2018, sin duda, está siendo un mal año para las ventas de diésel. El pasado mes de noviembre la cuota de los diésel ha seguido la tendencia del resto del año, marcando un nuevo mínimo histórico. España ya vende dos coches nuevos de gasolina (59,3% de cuota y 61,5% si incluimos motores bifuel, de gas y gasolina) por cada diésel (30,5% de cuota). La situación de los diésel, lejos de ser anecdótica, se une a la incertidumbre que ya estaría afectando a todo el sector, en general, y que preocupa a marcas y concesionarios. El diagnóstico de algunas de las asociaciones va más allá del efecto de la entrada en vigor del WLTP y hablan ya de clientes que están retrasando su decisión de compra. Pero centrémonos en la cuestión a tratar por este artículo. El diésel podría no haber tocado fondo, ¿pero hasta cuándo, y dónde, seguirán cayendo sus ventas?

Las ventas de diésel caerán este año un 19,2%

Según las últimas previsiones, las matriculaciones de coches diésel podrían caer este año un 19,2%. A falta de un mes para terminar el año, la consultora MSI estima que se situarán en 481.622 coches, lejos de los 596.581 diésel matriculados en 2017. La cuota de los diésel a final de año podría caer al 36%, prácticamente 12 puntos por debajo de la cuota que ostentaron en 2017, año en el cual el diésel ya representaba menos de la mitad del mercado.

¿Pero qué sucederá en los próximos meses?

Se espera que los diésel sigan perdiendo cuota el año que viene, a favor, sobre todo, de sus homólogos de gasolina

El año que viene se venderán más coches, pero menos diésel

MSI pronostica, de nuevo, que la caída de las ventas de diésel continuará en 2019, año en el que esperan que el mercado del diésel pueda retroceder otro 7%. Lógicamente, y tal y como analizábamos estos días, en un mercado que aún así sigue creciendo, al menos si analizamos las cifras del acumulado anual, los motores de gasolina son los que están llevándose la mayor parte de las ventas que están perdiendo los diésel. Si bien es cierto que opciones como los coches a gas – que en realidad funcionan indistintamente con gasolina o gas – y los híbridos, también están creciendo cada vez más como alternativa al diésel. A largo plazo, la caída de los diésel podría ser aún mayor, si se cumplen los objetivos de algunas marcas que pretenden prescindir del diésel en algunas gamas de producto, o reducir bastante su oferta de motores de gasóleo.

Se espera que este año se vendan 1,32 millones de coches, un crecimiento del 7,5% con respecto al año anterior. En 2019 el mercado también crecería levemente, alrededor de un 0,9%.

Estos son algunos de los pronósticos que maneja la industria del automóvil. Unas previsiones que, a tenor por lo sucedido este año, y por el efecto que han tenido pronunciamientos políticos, o temas tan de actualidad como las restricciones al tráfico, podrían alterarse drásticamente.

Ver todos los comentarios 0