CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

3 MIN

Ferrari 375 America Vignale Cabrio, ¿por qué pueden llegar a pagar 7 millones por el one-off que vendió el propio Enzo?

Elena Sanz Bartolomé | 7 Ago 2022
Ferrari 375 America Vignale Cabrio  00
Ferrari 375 America Vignale Cabrio  00

Sólo algunas marcas pueden permitirse producir modelos que forman parte de ediciones extremadamente limitadas o únicas como los one-off. Ferrari es una de ellas: si no tienes problemas de dinero, en Maranello te construirán casi cualquier vehículo que quieras. Uno de los mejores ejemplos de ello es el Ferrari 375 America Vignale Cabriolet de 1954: esta es su historia.

Ferrari aterrizó en el Salón de París de 1953 con dos nuevos modelos con los que pretendía conquistar a los amantes de los GT (Gran Turismo). Uno de ellos era el Ferrari 375, que estaba destinado a reemplazar al Ferrari 342 America: la producción original incluía diez unidades, pero de Maranello salieron finalmente doce. Once de ellas eran coupés y una era cabrio… que, evidentemente, es la que tenéis ante vuestros ojos. No es lo único que la convierte en un ejemplar especial: fue uno de los dos modelos extra que se sumaron a la producción inicial y tanto el número de chasis como el del motor son idénticos (0353 AL).

13
FOTOS

El toque de Carrozzeria Vignale

De aquella docena de vehículos, tres fueron elegidos para ser enviados a Vignale: el objetivo era equiparlos con una carrocería hecha a medida. Los carroceros italianos hicieron su magia y este trío terminó luciendo una estética distinta a la de los modelos estándar, que estaban diseñados por Pininfarina.

El único cabrio salió de fábrica con un acabado en negro, una capota de color canela y un techo rígido poco común que aún conserva. Vignale lo vistió con una carrocería particularmente elegante en la que destaca un parabrisas envolvente de una sola pieza, la entrada de aire en el capó o las salidas con forma de branquia que ubicaron en los laterales.

Debajo del capó hay un V12 de 4.5 litros que desarrolla 299 CV de potencia, una cifra asombrosa para el momento en el que se presentó: no en vano, el motor del Ferrari 375 America Vignale Cabriolet es uno de los tres más grandes que Maranello equipó en un descapotable de los años cincuenta. Su pareja de baile es una caja de cambios de cuatro velocidades con embrague multidisco.

Vendido por Enzo Ferrari

La venta del Ferrari 375 America Vignale Cabriolet fue tan particular como el propio coche puesto que la realizó el propio Enzo Ferrari. Su primera propietaria fue Bianca Colizzi, hija del director de cine italiano Giuseppe Colizzi, que adquirió el coche en diciembre de 1954 aunque iría cambiando de manos hasta que en 1958 puso rumbo a Estados Unidos. Desde entonces, sólo ha tenido cuatro propietarios.

En aquel viaje sufrió un percance que obligó a pintar parte de la carrocería aunque, posteriormente, uno de sus dueños la restauró por completo en azul oscuro. El motor ha sido reconstruido gradualmente, una tarea complicada teniendo en cuenta que se trata de un Lampredi y en EEUU sólo un puñado de mecánicos sabía cómo ensamblarlos con éxito.

El paso del tiempo lo ha convertido en un particular y exclusivo clásico de Ferrari, que, ahora, volverá a estar a la venta en la subasta que RM Sotheby’s organizará este mes en Monterrey (California). Sus previsiones hablan de una puja que oscilará entre los 6,5 y los 7 millones de euros: ¿por cuánto terminará vendiéndose este especial one-off?

13
FOTOS

Imágenes: RM Sotheby’s