Ford ha despedido a Mark Fields, su CEO desde 2014, ¿qué está sucediendo con la marca del óvalo azul?

 |  @davidvillarreal  | 

En julio de 2014, Alan Mulally abandonaba su puesto como CEO de Ford para dar paso a Mark Fields, el que desde entonces, y hasta ahora, ha sido su CEO. Mark Fields, que llegó a Ford en 1989 y que ostentó cargos como la presidencia de Mazda, tenía muchos retos por delante, entre otros el de definir la hoja de ruta de Ford para dejar de ser un mero fabricante de coches y convertirse en un proveedor de movilidad. Pero la estrategia futura no es lo único que le interesaba a la marca del óvalo azul, y a sus inversores, de manera que, ante a unos resultados que no han satisfecho a estos últimos, la decisión a tomar ha sido remplazar a Mark Fields por un nuevo CEO de Ford.

¿Qué está sucediendo con la marca del óvalo azul?

Sucede que desde el nombramiento de Mark Fields como CEO de Ford, que se hizo efectivo el 1 de julio de 2014, las acciones de la marca estadounidense han caído alrededor de un 40%. Y siguen cayendo, aproximándose a los mínimos alcanzados en 2012. Ver el histórico de cotizaciones de Ford en Market Watch.

La situación se ha interpretado como una falta de confianza en el proyecto, y en su liderazgo, por parte de los inversores. Y no parece que estos vayan a recuperarla mientras Mark Fields siga dirigiendo el devenir de Ford. Forbes publicaba hace unas horas esta noticia, que debería hacerse efectiva mediante un comunicado oficial de Ford a lo largo del día.

Ford interpreta que Mark Fields ha perdido la confianza de los inversores, y no podrán recuperarla sin cambios importantes en la cúpula directiva, a tenor de que desde la llegada de Fields la cotización de sus acciones ha caído un 40%

En la imagen superior, Jim Hackett, que sucedería como CEO de Ford a Mark Fields.

Su sustituto será Jim Hackett, responsable hasta ahora de la sección de movilidad de Ford Motor Company. Jim habría sido responsable, desde hace más de un año, de la estrategia de Ford para diseñar, construir, maximizar e invertir en diferentes proyectos de movilidad. Ver Automotive News.

Con lo cual, todo apunta a que la estrategia de Ford seguirá siendo la misma. La de situarse en una posición privilegiada en diferentes modelos de negocio basados en la movilidad, y en las soluciones tecnológicas más innovadoras, que no dependan única y exclusivamente de la venta de coches.

Ford seguirá apostando por invertir en servicios de movilidad que vayan más allá del desarrollo, fabricación y venta de automóviles

Por otro lado, con este movimiento Ford pretende recuperar la confianza de unos inversores para los que, sin duda, las últimas decisiones que ha tomado la marca con Fields a la cabeza no han sido demasiado halagüeños. Movimientos como su cambio de opinión en la estrategia a seguir en las fábricas de Estados Unidos y México, azuzadas por la llegada de Trump a la Casa Blanca. Y movimientos como el despido de 1.400 trabajadores en Norteamérica y Asia que conocíamos en los últimos días.

En la imagen superior, Alan Mulally, predecesor como CEO de Ford de Mark Fields.

Lee a continuación: Shelby F-150 Super Snake: ¿era necesario tener una pick-up deportiva de 760 CV?

  • Juan

    Allan Mullaly no se tendria que haber ido, saco a Ford de sus cenizas, reestructuro la compañia haciendo un cambio en la gestion y la vision de matricula, devolvio la confianza de los inversores, y implanto la politica de plataformas comunes,….

    Vamos, not bad, not bad jajajaj

  • 4×4 de corazon

    Solo espero que esto no cambie su forma hacer autos

  • ThePgR777 .

    Normal, ahora mismo hay mejores opciones que cualquier Ford por eso están vendiendo poco, el único bueno actualmente diría que es el Mustang. A ver si se ponen las pilas.