ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

3 MIN

Una casa rodante dentro de una camper Ford por menos de 12.000 euros

Las camper se han convertido en un objetivo a medio y largo plazo para una gran cantidad de aficionados al mundo de los coches. Compras una furgoneta con sus años, modificas a fondo el interior, y creas una casa con ruedas. ¿Es un sueño imposible? Para Ken y Laura no. Con solo 12.000 euros han conseguido comprar y modificar una Ford E-350 para convertirla en su vivienda.

Ford E-350, una furgoneta de tamaño estándar

No es un reto convertir un camión o un autobús de segunda mano en una casa rodante. De hecho, ya se utilizan como lugar de vida para aquellos que tienen que vivir en constante desplazamiento. Sin embargo, convertir una Ford E-350 de tamaño estándar en una vivienda es algo muy distinto, y más aun si se conserva todo el sistema de propulsión, y si se quiere vivir 365 días al año en ella.

No obstante, es posible, y también a un precio más o menos asequible. Y es que Ken y Laura lo han conseguido por una cifra realmente económica. Con solo 12.000 euros han conseguido comprar y convertir una sencilla furgoneta en su nueva vivienda.

Una camper convertida en vivienda por menos de 12.000 euros

Tiene de todo. Cuenta con un techo elevado para conseguir ampliar al zona habitable de la furgoneta. La cocina ocupa gran parte del vehículo, aunque con razón. Tiene dos fuegos de gas en uno de los laterales, y tiene una encimera para preparar alimentos en el otro lado. Incluye también fregadero, microondas, frigorífico, almacenaje para utensilios y una zona para verduras frescas.

En la parte posterior de la furgoneta se encuentra un pequeño comedor, con un sofá y una mesa para dos personas. Y a su vez, toda esta zona se convierte en la base para la cama. La furgoneta incluye también un baño y un sistema completo de climatización e iluminación.

La grandeza de todo llega en que se ha conseguido realizar tanto la compra de la furgoneta como la modificación de todo por menos de 12.000 euros, lo que resulta una cifra sorprendente para el resultado.

Placas solares y portabicicletas

Si crees que vives en un piso pequeño y que no tienes opciones de tener placas solares o que una bicicleta ocupa mucho espacio, te sorprenderá que esta camper sí cuente con todo eso. En el techo cuentan con placas solares de 400 vatios, que alimentan dos baterías de 100 Ah. Además, es posible conectarla la camper a una toma de luz si hay disponible para alimentar de energía a las baterías.

Una estructura metálica superior permite aprovechar al máximo el espacio del techo, y gracias a unos soportes en la puerta trasera es posible transportar dos bicicletas. Cuenta además con un depósito de 100 litros de agua y con gas propano para alimentar la cocina.

Sus propietarios se dedican a la remodelación de furgonetas y su conversión a campers, y si bien reconocen que sería ideal algo con más espacio, viven allí 365 días al año.

Cargando...