La ITV se pone seria: los exámenes a centralitas y sistemas anticontaminación están al caer. Foto 1 de 2.