Lo próximo que veremos en nuestros coches serán anuncios publicitarios, ¿pero es ese el verdadero negocio?

 |  @davidvillarreal  | 

Si hace tan solo unos años nos hubieran dicho que veríamos anuncios publicitarios dentro de nuestros coches, tal vez no lo creyéramos. Pero tal y como venimos advirtiendo desde hace tiempo, la próxima tendencia podría ser la de incorporar publicidad en los coches. Y es algo que, lejos de estar lejos de producirse, parece una posibilidad más cercana que nunca. Sin ir más lejos, en el CES Las Vegas 2018 ya hemos conocido a una compañía tratando de convencer a fabricantes de coches y sistemas de navegación y entretenimiento para utilizar su tecnología publicitaria. ¿Pero qué gana el cliente con todo esto? ¿Tendremos que soportar también los anuncios publicitarios dentro de nuestro coche?

¿Cómo mostrarán publicidad en nuestros coches?

Es difícil pensar que algún fabricante, al menos de momento, vaya a intentar hacer pasar a sus clientes por la experiencia de entrar en su coche y ver cómo en el sistema de entretenimiento se le empiezan a mostrar anuncios publicitarios. El objetivo, obviamente, pasa por ofrecer a los clientes algún servicio que compense la molestia. Telenav propone esta idea con el objetivo de que sean los propios fabricantes de coches los que decidan cómo emplear la tecnología, con un kit de desarrollo de software compatible con sus sistemas, y sin necesidad de recurrir a otras tecnologías de Telenav. De manera que un fabricante podría instalar publicidad en los coches de los clientes que lo aceptasen a cambio, por ejemplo, del servicio de internet de alta velocidad, o de un paquete completo de servicios de conectividad.

El sistema estaría diseñado para mostrar anuncios publicitarios únicamente en situaciones que se consideren seguras. Por ejemplo, se mostraría publicidad cuando hayamos aparcado el coche, cuando paremos en un semáforo, o cuando accedamos al vehículo, antes de iniciar la marcha.

Telenav propone un sistema seguro, que solo funcionará cuando no exista riesgo de distraer al conductor, y rentable para el fabricante, y para el cliente, que por la molestia podría recibir servicios adicionales que habitualmente sean de pago

Imagen del interior del nuevo Mercedes Clase A.

El negocio no es la publicidad, es la información de nuestros coches

Pero he de deciros que seríamos muy ingenuos si pensásemos que el mejor negocio que propone Telenav es el de convertir los sistemas de entretenimiento de nuestros coches en escaparates publicitarios. En su nota de prensa, Telenav asegura que “el cliente recibirá anuncios relevantes, descuentos y recomendaciones basados en información del vehículo, que incluirá rutas frecuentes, destinos, y la hora del día”.

Y tener el conocimiento de esa información, creedme, es mucho más valioso que mostrar en los coches anuncios publicitarios que muy probablemente ignoraremos. Y tengo la impresión que también un muro entre fabricantes de coches y Telenav que será muy difícil de franquear. Aún trabajando con protocolos seguros y anónimos, Telenav podrá crear un perfil muy acertado de los hábitos de un conductor, sabrá a qué hora cogerá su coche a diario para ir a trabajar, a qué hora llegará a comer a casa, que supermercados frecuenta, y en qué gasolineras prefiere parar a repostar.

Y esa información sí que es realmente valiosa para un anunciante. Porque tu coche te podrá insistir a la saciedad que pidas la comida a domicilio cuando regreses al medio día de trabajar, qué cambies de supermercado, o que empieces a repostar en otra gasolinera. Y esto solo son ejemplos de lo que podría conseguir esta tecnología.

Lee a continuación: Toyota ha creado este coche eléctrico y autónomo junto con Mazda, Amazon, Uber y Pizza Hut

  • javi

    parece una noticia del día del inocente, desde luego esta tecnología sería terrorífica, que solo a una mente enferma podría habersele ocurrido