ESPACIOS
MOVILIDAD
Cerrar CERRAR
Movilidad urbana

4 MIN

La scrambler para la que no necesitas carnet, ni seguro, ni garaje: la ebike todoterreno con look motero y 150 km de autonomía

Si vives en núcleo urbano, lo normal es que estés pensando ya en buscar medios de transporte ágiles, ecológicos y económicos. Y no hay una mejor opción para eso que una ebike. Ofrece la libertad de movimiento de una bici, sin la necesidad de un seguro, un garaje, o hasta de un casco. Si estás de acuerdo en todo eso, entonces una de las mejores compras que puedes hacer es esta ebike de estilo scrambler, una bicicleta eléctrica de dos ruedas que combina la funcionalidad con un diseño audaz y aventurero.

Inspiración 100% scrambler

Look motero en una ebike que ofrece libertad infinita. La Engwe M20 se distingue por su aspecto agresivo y muscular, inspirado en las legendarias motocicletas scrambler. Su cuadro de aluminio resistente y suspensiones reforzadas, tanto delantera como trasera, le permiten enfrentar terrenos irregulares con facilidad. Las ruedas anchas de perfil alto brindan una excelente tracción, mientras que los faros delanteros prominentes y el manillar elevado le otorgan un aspecto imponente digno de una verdadera moto.

Esta Engwe M20 proviene de una marca china que ha ido ganando cada vez más y más relevancia en el sector de las ebikes. Son esa típica marca china que hace productos de calidad, como lo es Xiaomi o Huawei. Nada de productos baratos y poco fiables. Y con este modelo en concreto ofrecen una alternativa a las típicas bicicletas de montaña, de carretera o de paseo que solemos ver.

Una ebike todoterreno

Aunque las motos scrambler se caracterizan hoy en día por tener una especie de look custom y deportivo a la vez, lo cierto es que el origen de estas motos era precisamente enfrentarse a caminos no asfaltados. Es más, ese icónico tubo de escape que está elevado en las scramblers, cambia de ubicación para evitar que pueda ser golpeado contra el suelo o contra cualquier obstáculo o maleza que podemos encontrar al atravesar caminos o rutas campo a través.

En esta ebike no hay tubo de escape elevado, como es lógico, pero sí se conserva esa clara orientación todoterreno. Las ruedas son especialmente gruesas, del tipo fat, de manera que absorben mejor cualquier bache gracias a su anchura de 4 pulgadas. Además, los tacos con los que cuentan hacen que la rueda tenga tracción total.

Pero la cosa no se queda ahí. Tiene doble suspensión, con una horquilla delantera de doble pletina tan característica de las motos off-road, y con un amortiguador trasero, siendo además los dos de aire, sinónimo de que no se han elegido los componentes más básicos. A esto hay que añadir la transmisión Shimano con monoplato de 7 velocidades, y los frenos de disco mecánicos, básicos en ambos casos, pero perfectamente válidos para una ebike a la que no le exigiremos ir a gran velocidad ni realizar descensos, sino simplemente poder ir por la ciudad y poder recorrer caminos de tierra sin problemas.

Dos e-bikes estilo scrambler destacando su iluminación delantera.

Motor en buje, y batería con muchísima autonomía

La Engwe M20 opta por un motor eléctrico sin demasiadas pretensiones ni deportivas ni de competición. Ofrece un par motor de 55 Nm, suficiente para asistir al ciclista y facilitarle la vida en los recorridos por ciudad, o cuando hay que enfrentar alguna cuesta. Aun así, si se ve como una bicicleta de paseo para caminos rurales o senderos, incluso el motor es más que suficiente si no queremos pedalear mucho.

El diseño de esta ebike permite además acoplar dos baterías en su chasis de aluminio, para una capacidad total de 26 Ah. Esto significa que podemos llegar a recorrer 150 km si nos asiste en el pedaleo, y unos 100 km en modo solo eléctrico.

Por 1.300 euros es una ebike radicalmente diferente a lo que te podrás encontrar por la ciudad. Lleva un camino muy distinto del de la Specialized Turbo Tero 3, por ejemplo, pero también con un precio más asequible, más autonomía, y un motor de más potencia. Está a la venta en Amazon a ese precio con el pack de dos baterías incluido. No requiere licencia de conducir, ni seguro, ni garaje para su uso y almacenamiento. Tampoco gasta combustible. Basta con cargar su batería en cualquier toma de corriente doméstica o del trabajo y estás listo para disfrutar de una movilidad sin ataduras. Calcula el ahorro que eso te supondría al año. Además, su tamaño compacto y con diseño llamativo la hace ideal para aparcar en espacios reducidos o incluso llevarla dentro de casa o la oficina.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Emmanuel Jiménez

Desde el primer Gran Turismo dejó de haber suficientes coches en el mundo para llenar mi garaje. Me da igual si son coches clásicos, eléctricos, con motor V10, o con diseños radicales. Simplemente me encantan.

Cargando...