comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

¿Absorben realmente más calor los coches negros? Este vídeo con cámara térmica zanja las dudas

Coche Blanco Negro Temperatura

El vídeo que os traemos en este artículo despeja de una vez por todas esas sospechas que teníamos. Si alguien duda de que un coche negro absorbe más calor que un coche blanco, solo tenéis que enseñarle este artículo de Diariomotor. En el vídeo que encontrarás después del salto puedes comprobar en primera persona las temperaturas registradas sobre el capó de varios coches aparcados al sol. Los coches son idénticos, están aparcados en la misma dirección y llevan días parados. La única diferencia entre todos ellos es el color en el que se han pintado sus carrocerías. Ver para creer.

El vídeo está grabado con una cámara térmica suministrada por FLIR, que en otros vídeos ha servido para mostrarnos cómo se calienta un motor o un neumático, por ejemplo. En esta ocasión, el youtuber que ha grabado el vídeo nos va narrando las temperaturas registradas en el capó de los coches, tres Toyota Highlander del mercado estadounidense. Temperaturas que con toda seguridad se traducen en mayores o menores temperaturas en el interior del vehículo. El coche negro registra en su capó una temperatura de nada menos que 159 grados Fahrenheit, que se traduce en una temperatura de aproximadamente 70 grados celsius.

Sin embargo, a su lado hay un Toyota Highlander blanco, cuyo capó está a una temperatura de solo 45 grados, 25 grados menos. Os recordamos que la única diferencia entre los coches es el color de su pintura. Un Highlander de color gris oscuro registra 63 grados, mientras que otro Toyota Highlander pintado en un color plateado claro registra 54 grados sobre su capó. A la luz de los hechos, queda demostrado de forma empírica que cuanto más claro es un coche, mejor refleja la luz solar y menos se calienta. Es el mismo motivo por el que en lugares como Andalucía muchas casas están pintadas de color blanco.

Vídeo: descubriendo los fascinantes secretos de un burnout con una cámara térmica
El burnout. Un espectáculo automovilístico, idolatrado por los propietarios de vehículos de ...
Un coche negro será tu amigo en un día frío de invierno, y tu peor pesadilla en un día caluroso de verano.

Técnicamente, lo que ocurre es que el color negro refleja muy pocos protones del espectro electromagnético, y el blanco, hace lo contrario. Los fotones absorbidos por la pintura negra lo son en forma de calor radiante, y a causa de ello, aumenta la temperatura del material. Lo mismo ocurre con una camiseta blanca o una camiseta negra en un día soleado. Si vives en una zona calurosa, nuestra recomendación es que te compres un coche de color claro. El interior se calentará menos y el aire acondicionado tendrá que hacer menos esfuerzo para enfriarlo.