CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

3 MIN

Sí, hay vehículos que pueden circular a 150 km/h sin miedo a ser multados… pero el tuyo no está entre ellos

Elena Sanz Bartolomé | 9 Jul 2022
Isa Asistente Velocidad  04
Isa Asistente Velocidad  04

Si decides ignorar los límites de una autovía y circulas a 150 km/h, ¿sabes cuál puede ser el resultado? Una multa de 100 euros sin pérdida de puntos en el carnet de conducir. Sólo te podrías librar de esta sanción si tu coche formase parte de una excepción que sí permite alcanzar esa velocidad… sin ser un vehículo de emergencia. ¿A qué modelos afecta esta tregua? Sentimos ser portadores de malas noticias: el tuyo no está incluido en ese selecto grupo.

Nuestro país reúne dos condiciones perfectas para los fabricantes de coches: cálidas temperaturas y elevadas carreteras. No en vano, dentro de nuestras fronteras está la calzada más alta de Europa: ningún paso o puerto supera la altura que ofrece la vía que llega hasta el Pico Veleta, en Granada (3.395 metros sobre el nivel del mar). Por ello, muchas marcas ponen rumbo a España para probar los vehículos que están en desarrollo en estas condiciones extremas.

La señal V12

Estos ensayos están regulados por la Dirección General de Tráfico a través del Artículo 47 del Reglamento General de Vehículos (RGC). Es ahí donde se establece que los vehículos que protagonizan pruebas especiales o ensayos de investigación que aún no posean la matrícula ordinaria definitiva portarán la señal V12. Se trata de una placa de color rojo en la que figuran las letras F.V. (Fabricante de Vehículos), que deberá ser instalada por “los fabricantes de vehículos o sus representantes legales, los carroceros y los laboratorios oficiales, que sean titulares de permisos de empresa” en la parte frontal y trasera del coche.

Un año y un exceso máximo de 30 km/h

La DGT concede este permiso especial durante un año, un plazo que es improrrogable. Eso sí, para obtenerlo los fabricantes deberán presentar la pertinente documentación para recibir el visto bueno de Tráfico. Y no sólo aprobarán la circulación del vehículo, también las personas que pueden llevar a cabo las pruebas y ensayos: cada una de ellas contará con su propia autorización igual que la marca, el importador, el laboratorio oficial… que recibirán un permiso especial.

Cuando el coche tenga luz verde deberá respetar lo estipulado en el Artículo 47 del RGC. A la hora de realizar la prueba tiene que seguir el itinerario fijado previamente con la DGT y “no podrá efectuarse por vías urbanas, travesías ni por tramos en los que exista señalización específica que límite la velocidad”.

Además, a petición de los responsables de las pruebas, existe la posibilidad de señalizar la calzada para avisar al resto de conductores de la presencia de un vehículo de pruebas que únicamente podrá superar los límites de velocidad permitidos hasta un máximo de 30 km/h. De ahí que sólo estos coches (dejando aparte a los servicios de emergencias) puedan circular a 150 km/h sin miedo a ser multados.