comscore
MENÚ
Diariomotor
Motos

5 MIN

Voge 500 DS a prueba, una moto trail para el carnet A2 venida desde China

Mik4775

La Voge 500 DS llega como una alternativa interesante para aquellos que buscan una moto trail para el carnet A2, una alternativa a la Honda CB 500 X, a la Benelli TRK 502 o a la KTM 390 Adventure que goza de una buena relación precio / producto y que ya hemos tenido la oportunidad de poner a prueba, ¿lo mejor de la Voge 500 DS? Hora de conocer todos los detalles e impresiones de esta nueva moto trail llegada desde China.

Voge es una firma de Loncin, que ensambla motos y fabrica componentes para BMW

37
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Perteneciente al grupo Loncin, un gigante chino con una gran experiencia en la producción de motos y con acuerdos con MV Agusta y BMW, de hecho es quien fabrica la BMW C 400 X o los motores de las BMW F 900 XR y R, Voge pone en el mercado a la Voge 500 DS con la intención de posicionarla en el mercado como una alternativa mejor acabada que otras motos chinas que nos encontramos en el mercado, apostando para ello por una moto que bien podría convertirse en superventas.

En lo que a diseño se refiere, podemos buscarle cierto parecido a la Honda CB 500 X sí, destacando la conjunción de su morro con la óptica, las nervaduras del depósito, su pantalla, las barras que protegen el frontal de la moto y que le dan un toque más aventurero y sus generosas proporciones, transmitiendo, al sentarnos, que estamos ante una moto grande fácil de manejar, llegando bien al suelo.

La Voge 500 DS es una moto confortable y agradable de conducir

El triángulo del manillar, estriberas y asiento nos proporciona una posición de conducción confortable, el asiento goza tanto para nosotros como para nuestro acompañante de una buena superficie y la cúpula nos ofrece una correcta protección aerodinámica.

Con un buena primera impresión, al primer golpes de vista y una vez sentados y ya acomodados tras su manillar, con la espalda recta y nuestras posaderas asentadas sobre un asiento que si bien tiene un tacto algo duro no se antoja incómodo, toca ponerla en marcha, encendiendo una instrumentación completamente digital con un gran nivel de información, ofreciendo, más allá del velocímetro y el tacómetro, datos sobre el consumo, la presión de los neumáticos, reloj, indicador de marcha o temperatura del refrigerante. Además también tenemos toma USB, luces LED y conectividad vía bluetooth con nuestro smartphone.

La Voge 500 ds cuenta con 43 CV para un conjunto de 205 kg

El apartado mecánico de la Voge 500 DS pasa por una mecánica de dos cilindros en línea con una cilindrada de 471cc que desarrolla una potencia de 43 CV a 8.500 rpm y un par de 40 Nm a 7.000 rpm, con un cambio de 6 velocidades y un chasis en el que destacan componentes como la horquilla invertida Kawaba con 161 mm de recorrido y el doble disco delantero de 298mm firmado por Nissin y con pinzas de doble pistón. Completa esta dotación un monoamortiguador KYB y unas llantas de 17 pulgadas calzadas con neumáticos en medida 120/70 al frente y 160/60 en la parte posterior.

Sobre la báscula arroja un peso de 205 kg en orden de marcha, con un depósito de 17 litros, pero, ¿cómo se sienten esos 43 CV en movimiento?

En movimiento, así se siente la Voge 500 DS

Con una entrega lineal y progresiva el bloque bicilíndrico de la Voge 500 DS nos arroja una buena aceleración, la respuesta esperada en una moto de media cilindrada para el A2, con desarrollos algo cortos y un buen tacto general, aunque sin la suavidad de la CB 500 X, con un gas bien dosificable, que gusta de rodar a medio régimen y ofreciéndonos, en definitiva, un conjunto agradable de conducir y que en tramos revirados se muestra dócil, divertida, con unas suspensiones bien firmes, con un tacto noble y como una gran opción para aquel que busca, con las limitaciones del carnet A2, una moto rutera e incluso dispuesta a viajar.

En autopista ofrece una buena estabilidad, un buen aplomo y sus suspensiones firmes nos ofrecen reacciones rápidas enlazando curvas, con unos frenos que detienen a la Voge 500 DS sin pega alguna. Es una moto que se presenta como equilibrada y que cumple correctamente en el grueso de situaciones.

La Voge 500 DS tiene un precio de partida de 5.595 euros

Es una moto con la que te harás fácil a las respuesta del chasis, que transmite confianza, con un motor que ofrece una buena respuestas en recuperaciones que cumple con esa premisa que mencionábamos en las primeras líneas, una buena relación precio / producto, encontrándonos con ciertas vibraciones a alto régimen (nada incómodas) y ciertos detalles de acabado aún mejorables como principales tachas a una moto que se postula como una gran recomendación, más aún si tenemos en cuenta su precio de 5.595 euros, con más de 1.000 euros de diferencia respecto a la Honda CB500X, 400 con la Benelli TRK 502 y cerca de 600 euros si nos fijamos en la KTM 390 Adventure, de menor cilindrada pero potencia próxima y menor peso.

A esos 5.595 euros le puedes sumar 700 euros más equipando el juego de maletas opcional.