CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

Unicornio: la historia del único M3 Compact fabricado oficialmente por BMW

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 29 May 2021
Bmw M3 Compact Historia P
Bmw M3 Compact Historia P

Ser “auto motor und sport” te confiere muchos privilegios en el mundo del periodismo del automóvil. Es una de las publicaciones de motor más veteranas en Alemania, con más de 60 años a sus espaldas. Se la reconoce mundialmente como una de las más objetivas, rigurosas y exhaustivas a la hora de probar las novedades del mercado. Una muestra de ello son las increíbles pruebas de frenado que hacen en el puerto del Grossglöckner, en los Alpes alemanes.Los fabricantes tomen a “auto motor und sport” como la referencia y se tomen muy en serio sus veredictos.

Cuando la relación es buena, incluso se dan episodios históricos como el que os vamos a narrar ahora. Corría el año 1996 y la publicación cumplía 50 años. BMW aprovechó la ocasión para tener un increíble detalle con ellos: les "regaló" un M3 Compact, el único creado oficialmente por BMW en toda su historia, ya que en la serie E36 jamás se ofreció al público con dicha carrocería. Haciendo un breve repaso a los BMW Serie 3 E36 Compact, eran las versiones más asequibles y "low-cost" de la Serie 3, con no pocos lazos técnicos con los anteriores Serie 3, los E30.

Los BMW Serie 3 Compact se limitaron a los E36 y E46. Fueron reemplazados por el BMW Serie 1.
9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

De ellos heredaban el salpicadero o la instrumentación, además de los asientos traseros y el esquema trasero de suspensiones. Los Serie 3 Compact eran coches de potencia discreta, y hasta el año 1997, el más potente era un 318ti con un motor de 1,9 litros y 140 CV. Solo a partir de su lavado de cara BMW introdujo el 323ti, con un seis en línea de 2,5 litros y 170 CV, una de las versiones más cotizadas actualmente. Con todo, muchos aficionados echaban de menos que BMW hubiese creado un M3 E36 con la ligera y ágil carrocería de la versión Compact.

Lanzado en 1992, el BMW M3 E36 se vendió hasta el año 1998 con carrocería coupé, cabrio o berlina. Su última evolución iba propulsada por un fantástico 3.2 de seis cilindros en línea con 321 CV de potencia, el legendario S50B32 - inicialmente se vendían con un 3.0 de 286 CV. El motor estrenaba distribución variable y destacaba por una potencia específica inédita en un BMW hasta entonces. El equilibrio de la serie E36 siempre fue alabado, aunque en retrospectiva se les haya considerado el Serie 3 más denostado y menos valorado por el público.

El BMW M3 E36 es el M3 más barato en el mercado de segunda mano, pero se ha apreciado de forma considerable.

¿Qué llevaba el BMW M3 Compact de “auto motor und sport”?

Por supuesto, el motor S50B32 de 3.2 litros y 321 CV, como no podía ser menos. Cosméticamente copiaba todos los rasgos que solían distinguir a los M3 “purasangre”: llantas de 17 pulgadas de aleación ligera, kit de carrocería deportivo y un pequeño spoiler integrado en el portón del maletero. Con todo, era un coche estéticamente discreto. Al menos, hasta que llegábamos a su parte trasera: cuatro colas de escape asomaban en la parte central del paragolpes trasero, encargadas de conferir al coche un sonido agudo y raspado, marca de la casa en BMW Motorsport.

El setup dinámico de chasis y suspensión se creo con la máxima eficacia en mente, y era específico para este M3 Compact, cuya longitud era 20 cm más corta que un M3 Coupé, a pesar de compartir su misma distancia entre ejes. En el habitáculo había unos espectaculares bacquéts y mucha Alcantara, presente en paneles, volante o palanca de cambios. El coche había sufrido una dieta de adelgazamiento consistente en poco equipamiento y además, era unos 150 kg más ligero. Traducido a datos absolutos, hablamos de un peso en vacío que no superaba los 1.350 kg.

Con poca masa en el eje trasero y un motor nervioso y puntiagudo... el M3 Compact era un coche solo apto para manos entrenadas.

Las mediciones de la revista arrojaban un 0 a 100 km/h de sólo 5,3 segundos, mientras que la velocidad máxima se limitaba a los típicos 250 km/h. Otro dato prestacional relevante es la prueba de elasticidad: un 60-100 km/h en cuarta marcha sólo tardaba 5,1 segundos en completarse. Los redactores también alabaron su potente equipo de frenos y la habilidad del coche para marcarse unas cruzadas de campeonato. BMW nunca produjo un coche como este M3 Compact E36 en serie, desgraciadamente - ni tampoco, de momento, un M3 con carrocería Touring.

Las pruebas de "auto, motor un sport" revelaron que era un coche nervioso, delicado y muy radical, solo apto para manos expertas. De hecho, hubieran tenido que reducir su nivel de potencia de haberlo producido en serie. En definitiva, un ejemplar único que esperamos os haya impresionado tanto como a nosotros, y cuya historia hemos rescatado, ya que BMW Classic ha grabado un vídeo enseñándolo. Durante años se rumoreó que algún redactor de la revista se lo había quedado, pero parece obvio que volvió a manos de BMW.