El Audi S2 es uno de esos coches un tanto olvidados por el tiempo. Y creo que injustamente, ya que el magnífico Audi RS2 Avant lo eclipsó al completo. De serie, estos coupés equipados con un motor turbo de 2,1 litros y cinco cilindros en línea desarrollaban 225 CV de potencia. No obstante, estos coches son una base ideal para las potenciaciones extremas, y algunos propietarios han decidido convertirlos en bestias dedicadas a la aceleración en línea recta. Este Audi S2 es uno de esos, y cuenta con 1.350 CV bajo el capó. ¿Listo para una sesión de maltrato a sus neumáticos?

Continuar leyendo »