En 2016 se cumplirán 50 años de la primera victoria de Ford en Le Mans. De 1966 a 1969 el GT40 dominó las 24 horas gracias a la obsesión y el dinero de Henry Ford II, la tenacidad de Carroll Shelby y a pilotos como McLaren o Ickx, pero por el camino quedó un largo reguero de nombres olvidados. Entre ellos está el hombre que más contribuyó a convertir el GT en una máquina imbatible en Le Mans, un inglés amigo de Shelby y ex – combatiente de la Segunda Guerra Mundial. Un piloto que en 1966, con 48 años, perdió las 24 horas de Le Mans por sólo 20 metros. Esta la triste y fascinante historia del olvidado Ken Miles.

Continuar leyendo »