En 2016 se cumplirán 50 años de la primera victoria de Ford en Le Mans. De 1966 a 1969 el GT40 dominó las 24 horas gracias a la obsesión y el dinero de Henry Ford II, la tenacidad de Carroll Shelby y a pilotos como McLaren o Ickx, pero por el camino quedó un largo reguero de nombres olvidados. Entre ellos está el hombre que más contribuyó a convertir el GT en una máquina imbatible en Le Mans, un inglés amigo de Shelby y ex – combatiente de la Segunda Guerra Mundial. Un piloto que en 1966, con 48 años, perdió las 24 horas de Le Mans por sólo 20 metros. Esta la triste y fascinante historia del olvidado Ken Miles.

Continuar leyendo »

Todo país tiene iconos del automóvil deportivo. En Alemania los llaman Ferdinand Porsche y en Italia los llaman Enzo Ferrari. En Estados Unidos sólo debería haber un nombre: Carroll Shelby. Aunque su figura no haya sido la más comercialmente explotada, no estaría exagerando una pizca si dijera que es uno de los verdaderos padres del automóvil americano de altas prestaciones. Aún diría más, puede que se tenga que atribuir a Carroll Shelby el advenimiento de la era muscle car, desde sus tímidos comienzos a mediados de los años 60 hasta su abrupta muerte en el año 1973 con la primera crisis del petróleo y la cultura del ahorro que siguió.

Continuar leyendo »