El Ferrari 288 GTO es uno de los modelos más importantes de la historia de la marca italiana, un coche que podemos considerar como el predecesor del Ferrari F40, del F50, del Enzo y del LaFerrari y que en 1984, con motivo del Salón de Ginebra, puso sobre la mesa una bella bestia de 400 CV, capaz de superar los 300 km/h, que nacía con la intención de correr en el Mundial de Rallys, en la célebre categoría de los Grupo B. Ahora una de las pocas unidades creadas sale a subasta, pero, ¿cuál es el precio que puede alcanzar hoy día un Ferrari 288 GTO?

Continuar leyendo »

Cuando compramos un coche de segunda mano, es prácticamente imprescindible hacer una prueba de conducción del coche. Da igual que el coche sea un Peugeot 206 de 800 euros o un Ferrari 288 GTO valorado en más de dos millones de euros. Aunque quizá en este último caso el vendedor debería tener ciertas precauciones. Un concesionario de coches clásicos en Düsseldorf (Alemania) ha sufrido hace apenas dos días el robo de uno de sus coches más preciados, un precioso Gran Turismo Omologato. El ladrón se hizo pasar por un posible comprador y "extendió" un poco más de la cuenta la prueba de conducción.

Continuar leyendo »

Imagina por un momento que tienes una colección de deportivos, en la cual están presentes los Ferrari más espectaculares y representativos de todos los tiempos: un Ferrari 288 GTO, un Ferrari F40, un F50, un Enzo, y la joya de la corona en estos momentos, LaFerrari. ¿Cómo trasladarías este despliegue de potencia, fibra de carbono, y caballos sedientos, a una concentración? Para empezar necesitarías un tráiler, no solo lo suficientemente amplio como para acoger a estas cinco bestias, sino también seguro y cerrado, para mantener la privacidad. ¿O te gustaría llevarlos en un camión que fuera gritando a los cuatro vientos que en su remolque lleva varios millones de euros? Y es ahí donde nos hemos encontrado con el transporte definitivo, espectacular por su contenido, pero también por su continente. Un camión espectacular que podrás contemplar en el siguiente vídeo, junto con el rugido de los deportivos según están bajando de él.

Continuar leyendo »

Enzo Anselmo Ferrari era un hombre pragmático, que rara vez se plegaba a las exigencias del mercado. Le costó convencerse de la necesidad de fabricar un deportivo de motor central, que a la postre se convertiría en condición indispensable de todas las generaciones de superdeportivos de la era contemporánea.

Continuar leyendo »

Retrocedamos tres décadas atrás y situémonos a mediados de la década de los ochenta. Por aquel entonces, niños y no tan niños soñaban con dos superdeportivos que despertaban admiración absoluta. Con permiso del Lamborghini Countach o del Ferrari F40, posterior en un par de años, estamos hablando en concreto del Ferrari 288 GTO y del Porsche 959, que tras sus lanzamientos se convirtieron en el estandarte de un segmento que comenzaba a despegar, el de los superdeportivos de calle de las más altas prestaciones.

Continuar leyendo »