Esta misma semana os adelantábamos algunas de las claves del último gran escándalo que amenaza a la industria del automóvil, el caso Kobe Steel. Esta empresa es uno de los proveedores de metales, de acero y aluminio, a los que han recurrido en los últimos años marcas como Toyota. El escándalo surgía en el momento en que Kobe Steel reconocía haber cometido importantes irregularidades en los controles de calidad y las certificaciones que emitieron de los metales que han ofrecido a sus clientes durante más de diez años. Clientes entre los cuales no solo hay marcas de coches, sino también fabricantes de aviones. La Agencia Europea de Seguridad Aérea recomendaba estos días detener el uso de materiales adquiridos a Kobe Steel. Pero, a falta de nuevas investigaciones, que serán necesarias, Toyota ya ha tranquilizado a sus clientes asegurando que no ha comprometido a la seguridad de sus coches.

Continuar leyendo »

20 de octubre de 2017

La industria del automóvil sigue acumulando disgustos. En los últimos años hemos visto algunas de las mayores crisis que se hayan vivido en el sector en mucho tiempo, las emisiones, los airbags Takata y ahora, incluso, los metales con que se fabrican nuestros coches. Kobe Steel ha sido la desencadenante de un escándalo, mayúsculo, y lo peor de todo, de imprevisibles consecuencias. ¿Pero cómo puede un proveedor de metales, como aluminio, y acero, poner contra las cuerdas a toda una industria, tan importante como la del automóvil?

Continuar leyendo »

17 de octubre de 2017