En el Salón de París tuvimos la oportunidad de charlas con Lance Scott, al frente del diseño del Toyota C-HR, quien nos apuntó a que el principal objetivo con el C-HR era darle a la marca un diseño emotivo, encaminar a la marca hacia un diseño emotivo, fuerte y este es el comienzo de ese lenguaje de diseño. La llegada de los trazos del C-HR a producción queda determinada por el feedback recibido en París, así que es crucial su puesta en escena ante el público de la cita parisina. Queda más que patente la intención de Toyota de lanzar un nuevo SUV del segmento C.

Continuar leyendo »