Advertisement

He de reconocer que los Volvo 850 T-5R son uno de mis particulares fetiches automovilísticos, además de los Saab - un fetiche al que he podido dar rienda suelta, en ese caso. Aquellos Volvo 850 T-5R convencieron al mundo de que Volvo no era sólo un fabricante de coches seguros y aburridos, convencieron al mundo de que eran capaces de fabricar un coche divertido y deportivo sin perder un ápice de su personalidad e imagen de marca. Aquellos "ladrillos voladores" son los protagonistas del último vídeo de Petrolicious. Sí, prepárate para ir corriendo a milanuncios desesperadamente tras ver el vídeo.

Continuar leyendo »

9 de febrero de 2019

Ya han pasado nada más y nada menos que 25 años, un cuarto de siglo, del lanzamiento del Volvo 850. El "ladrillo volador" de Volvo, el producto que cambiaría la imagen de la marca sueca para siempre, era presentado un buen 11 de junio de 1991. Entre aquel lanzamiento del Volvo 850, y el momento actual, había cierto paralelismo. Volvo invirtió una cantidad ingente de recursos, y obviamente dinero, para apostar por una línea tecnológica completamente nueva, y sobre todo tecnológica. Tal y como recuerda Volvo, no deberíamos dejarnos engañar por su estética, y sus reminiscencias a las series 700 que le precedieron. El Volvo 850 era un coche completamente nuevo, y el ancestro directo de productos como el Volvo S60 y el Volvo V60 modernos. Ver historia del Volvo 850 T5-R.

Continuar leyendo »

Hasta los años 90 del pasado siglo, se asociaba Volvo a aquellos enormes familiares, aerodinámicos como ladrillos y muy seguros. Coches fiables y duros, pero sin aspiraciones dinámicas de ningún tipo. Todos parecían haber olvidado los fantásticos P1800 de los años 60. Volvo acometió a principios de los 90 el mayor proyecto industrial de su historia, que acabaría materializándose en la familia Volvo 850. De esta desarrollo nació el fantástico Volvo 850 T-5R, el coche que cambiaría la imagen de Volvo para siempre.

Continuar leyendo »