27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Tras la primera parte de esta prueba donde hemos analizado qué nos ofrece el Fiat Bravo GLP, toca acomodarse en su interior y hacer la primera visita obligada, llega la cita con la estación de servicio. El GLP es todavía un carburante poco común en nuestra sociedad, siendo la serigrafía que adornaba el vehículo publicitando el uso del GLP, un justo reclamo para que algunas personas preguntasen de qué va eso del Gas Licuado de Petróleo, más si cabe cuando veían que mi forma de repostar era poco convencional.

Continuar leyendo »

El GLP, Gas Licuado de Petróleo, es ese nuevo carburante disponible en ciertas gasolineras que, ¡OH! sorpresa, cuesta apenas 0,753 €/litro y he aquí amigos una de las primeras razones que nos ha motivado a escoger un Fiat Bravo 1.4 gasolina adaptado para funcionar con GLP de fábrica. El GLP está comenzando su andadura en España, muy lentamente pero añadiendo surtidores y automóviles compatibles poco a poco, sin embargo en Europa se trata de un muy viejo conocido con décadas de experiencia y millones de usuarios que defienden su uso, sin duda otra buena razón para mostrar interés.

Continuar leyendo »