Buscando alternativas al AdBlue para reducir las emisiones de NOx

( @davidvillarreal ) el

Se acabó el derroche energético y las emisiones sin control. Desde hace años la Unión Europea exigió que los países miembros gravasen la compra de automóviles basándose en las emisiones de CO2 de éstos, con el objetivo de concienciar a compradores y fabricantes. Mientras tanto el dato de emisiones de NOx, tan peligroso o más que el CO2, a menudo suele pasar desapercibido.

Eso en los próximos años irremediablemente tendrá que cambiar con la entrada de la normativa Euro5 que limitará las emisiones de óxido nitroso a 60 mg/km (motores de gasolina) y 180 mg/km (diésel). Para ello los fabricantes han ideado sistemas que reducen considerablemente los niveles de NOx, como el propio AdBlue. Pero, ¿cómo hacer que el propietario del vehículo no tenga que acarrear los costes de estos sistemas?

Mercedes E250 BlueTec

El AdBlue es un aditivo formado por un 32.5% de urea en una disolución acuosa. Su utilización conlleva la instalación de un depósito adicional (el automóvil viene equipado con el sistema de serie) y una serie de recargas periódicas, que habitualmente coinciden con los periodos de mantenimiento y revisiones del vehículo. Estas recargas conllevan un pequeño coste añadido, entre 25-30€ si tenemos en cuenta que éstas se hagan en el servicio técnico oficial de la marca.

Bien es cierto que no es un coste demasiado elevado, pero si puede ser un pequeño inconveniente para aquellos conductores despistados que ignoran el funcionamiento del AdBlue. Sobretodo puede resultar molesto si el conductor se pasa del kilometraje estipulado para las labores de mantenimiento y el depósito de AdBlue se agota. En ese caso el motor continuará funcionando, pero una vez se pare ya no volverá a arrancar hasta que lo rellenemos.

Para evitar estos inconvenientes, las empresas de ingeniería GE (Estados Unidos) y Umicore (Bélgica), ya trabajan en el sistema Hydrocarbon Selective Lean NOx Catalyst (HC-LNC), un sistema que permitirá reducir las emisiones de óxido de nitrógeno utilizando un aditivo basado en biofuel E85 o el propio diésel y sin necesidad de utilizar nunca más la solución acuosa de urea.

En fin, todo sea por darle un pequeño respiro a nuestra atmósfera y dejarla un poco más limpia para los que lleguen después que nosotros…

Vía: Green Autoblog
Más información: AdBlue en Wikipedia
En Diariomotor: ¿Qué contamina más: diésel o gasolina? | Audi A4 3.0 TDI Clean Diesel | Mazda CX-7, nuevo turbodiésel y muy pocos humos