NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

 |  @sergioalvarez88  | 

Lanzar un cohete o una lanzadera espacial fuera de la atmósfera terrestre es una tare increíblemente compleja que requiere que un gran número de pasos sean efectuados correctamente. Como si de un puzzle se tratase, todas las piezas deben encajar bien, puesto que miles de millones de dólares están en juego, además de la vida de los astronautas, si hablamos de una expedición a la ISS. Una de las fases más críticas de un lanzamiento es el transporte del vehículo espacial hasta la su plataforma de lanzamiento.

En Baikonur (Kazajstán) se usan potentes locomotoras diésel, pero en Cabo Cañaveral (Florida, EEUU) se recurre a los NASA Crawlers. Son dos inmensos vehículos, plataformas de carga asentadas sobre pesadas cadenas, diseñados para transportar grandes pesos desde el complejo de montaje de las lanzaderas y cohetes (VAB, Vehicle Assembly Builiding) hasta la zona de lanzamiento (Launch Complex 39). Un trayecto de sólamente 5.6 km que se recorre con extremo cuidado en unas cinco horas.

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

Dos ejemplares idénticos de este colosal vehículo se han construido. Fueron encargados a Marion Power Shovel, empleando componentes de Rockwell International y diseñados por Belcrus Corporation. Llamados Hans y Franz, fueron entregados a la NASA en 1965, con una garantía de 50 años o 5.000 millas y un coste de 14 millones de dólares la pieza. Sus dimensiones son hercúleas, miden 40 metros de largo y 35 metros de ancho, tan anchos como una autopista americana de ocho carriles.

Su altura es ajustable entre 6.1 metros y 7.9 metros, esto se debe a que la parte trasera se levanta para mantener horizontal el vehículo espacial que transporta y superar la pendiente del 5% que lleva hasta la plataforma de lanzamiento. Para que nos hagamos una idea de su precisión, la parte superior de la lanzadera espacial que lleva encima nunca se mueve en más de 25 cm, y hablamos de un cohete de varias decenas de metros de alto. Para maniobrar con precisión, Hans y Franz utilizan tecnología láser.

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

Cada unidad pesa 2.400 toneladas, y va asentada sobre cuatro juegos dobles de orugas. Cada oruga lleva 57 eslabones, y cada uno pesa 910 kg, lo mismo que un Peugeot 107. Las orugas se reemplazaron en 2004, tras una inspección que reveló su precario estado tras cuatro décadas de uso. La capacidad de carga de estos mastodontes es quizá su característica más importante, pero es un dato que no se ha publicado. Se estima que es de unas 5.000 toneladas, ya han llevado cargas de 4.000 toneladas.

Os preguntaréis qué motores mueven a esta mole, son dos diésel de 16 cilindros y una potencia unitaria de 2.750 CV. Su potencia combinada es de 5.500 CV, que suministran potencia a cuatro generadores de 1.340 CV, que luego actúan sobre 16 motores eléctricos de tracción. Dos generadores de 1.000 CV movidos por dos motores diésel de 1.065 CV se encargan de alimentar los sistemas hidraúlicos, la iluminación, ventilación y demás tareas auxiliares. Hay dos generadores de 200 CV a modo de reserva.

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

El consumo de combustible de este monstruo no es escaso, ¿qué os parece 35.000 l/100 km? ¿o mejor debería decir 350 l/km? Con el peso que mueve es normal semejante consumo de combustible, que haría llorar incluso al dueño de una petrolera. El depósito de combustible tiene una capacidad de 19.000 litros, suficiente para unos cuantos viajes de ida y vuelta hasta la zona de lanzamiento. Su velocidad máxima con carga es de 1.6 km/h, sin carga tiene una punta de 3.2 km/h. Una persona a pie es más rápida.

Cinco técnicos son necesarios para operarla, sobre ellos recae una responsabilidad considerable. A pesar de la gran automatización y renovación electrónica de las máquinas, el factor humano es indispensable cuando transportas una carga cuya base tiene las dimensiones de la zona interior de un campo de béisbol, 27×27 metros. Desde su compra en 1965, las máquinas han acumulado unos 4.000 km, siendo Franz la más rodada. Esa distancia equivale a un viaje de ida y vuelta entre Cabo Cañaveral y Nueva York.

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

Lo mejor de todo es que aún están en garantía y la NASA tiene planes de seguir usándolos en el futuro. De 2010 en adelante en lugar de transportar lanzaderas – la NASA las retira de circulación – moverán a los cohetes Ares I y Ares V, diseñados para transportar cargas pesadas. Se está pensando en dotar de motores más potentes a los Crawler para tal efecto. Por el momento a los astronautas les toca darse un paseo hasta Baikonur si quieren viajar a la Estación Espacial.

Extra lap: son muy parecidos a los Sand Crawlers de la saga Star Wars.

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

NASA Crawler, el coche de las lanzaderas espaciales y cohetes

Vía: NASA (1, 2 y 3), Wikipedia, Planetagadget, everything2
Más información: Apollomaniacs
En Diariomotor: Wärtsilä-Sultzer RTA96C, el motor de combustión interna más grande del planeta | LeTourneau Overland Train, el mayor ferrocarril con ruedas

Lee a continuación: Tatra: tracción total en su máxima expresión

  • jose_lavall

    bruuuuuuuuutall!!! da miedo y todo

  • Costa

    Menuda pasada de bicho!
    Mola un mazo que no sólo habléis de coches y metáis estas noticias tan curiosas!! Seguid así!!!

  • David

    Los vi hace un par de años en una visita a cabo cañaveral para ver el lanzamiento del Discovery y son francamente impresionantes, aun asi se queda pequeño comparandolo con los cohetes que impulsan el transbordador :D

  • Sergio

    Dios es increible!!

    ¿¿Para cuando la versión híbrida?? xD

  • furry

    Existe también la version deportiva con cadenas de 1900″ y suspensión rebajada!

  • Jose Maria

    Guauu !! muy interesante la verdad, me gustan mucho este tipo de noticias ;)

  • Naves

    5 estrellas.

  • zamu

    Un par de cosillas…

    1. El tiempo de desplazamiento desde la base hasta la plataforma de lanzamiento, creo recordar que decían que era de unas 8 horas cuando llevaban la nave encima.

    2. El camino por el que transita es de tierra. Algo lógico porque a ver qué asfalto aguanta todo ese peso. xD

    Gran reportaje! :)

  • enrico

    Llevo mucho tiempo siguiendo esta web y la verdad es de lo mejor que se puede encontrar, la cosa ya no está igualada con la web motorpasion. Noticias mejor redactadas, más completas y publicadas antes que ellos. Felicidades! Esta muy bien que metais alguna curiosidad como esta de vez en cuando.

  • Sergio Álvarez

    Gracias a todos chicos, me alegro de que os gustase este mini-reportaje. Hay alguno más preparado, el próximo será sobre un vehículo terrestre aún más grande, ahí queda eso ;)

    Efectivamente zamu, necesita ir sobre tierra porque si pisa asfalto lo destroza. Las piedrecillas del camino de tierra quedan reducidas a arena cuando pasa por encima.

    Saludos!

  • julio

    lindo reportaje y cada cuanto va al mecanico xD la verdad es que estan bonitas estas maquinas

  • Jonatan

    4000 Km x 350 l/km = 1.400.000 litros de combustible como mínimo

  • Pingback: Bagger 288, el vehículo más grande de la tierra — Diariomotor()

  • Pingback: Nicolas Tractomas D75, por si hace falta mover más de 500 toneladas | TengoMotor.com()

  • Pingback: NASA Crawler « La Repostería()

  • Pingback: Bagger 288 el vehiculo mas grande de la tierr()