Música y conducción no siempre hacen buena pareja

 | 

Escuchar música mientras se conduce es para la mayoría de nosotros algo absolutamente normal, e incluso imprescindible. Independientemente del formato elegido, CD, MP3, iPod o similar, los propios fabricantes de coches hacen lo posible para que llevemos a bordo nuestro repertorio favorito. Pero conviene ser cuidadoso: en algunas circunstancias, la música puede aumentar el riesgo de accidentes.

Entre los excesos del tunero desmedido que convierte, lleno de incomprensible orgullo, su coche en una discoteca ambulante y el que solo usa la radio para escuchar noticias sobre fúrbol y poco mas, a la práctica totalidad de conductores nos gusta escuchar “nuestra” música mientras conducimos. Sin embargo, no siempre somos conscientes de hasta qué punto las canciones que suenan influyen en nuestras capacidades al volante.

Música y conducción

Sobre todo en los largos viajes nocturnos, la compañía de lo que consideramos buena música (o sea, la que nos gusta) puede ser incluso aconsejable, sobre todo si los pasajeros tienen la fea costumbre de aprovechar el ronroneo del motor para echar una cabezadita. La monotonía del trayecto por una autovía oscura y poco transitada se compensa con melodías de nuestro agrado, que nos hacen sentir bien y aumentan nuestra atención. Pero cuando nos sumergimos en el agobiante tráfico de la ciudad y sus extrarradios, la música puede actuar como un elemento distractor que aumenta el riesgo de accidentes.

Desde hace mucho tiempo se sabe que la música afecta no solo al estado de ánimo sino también a muchas funciones fisiológicas. El pulso cardíaco aumenta y la actividad cerebral se acelera; efectos que, manteniéndose dentro de unos márgenes razonables, favorecen la actividad de conducir un vehículo a motor. Pero que cuando sufren un aumento excesivo, afectan negativamente a nuestras reacciones al volante.

¿Existe una música ideal para manejar un automóvil? ¿Música clásica, country, heavy metal, copla española, rap, canto gregoriano o los grandes éxitos de Los Pitufos? Como siempre, todo es relativo y depende, por supuesto, de nuestros gustos personales, aunque sean de esos que merecen palos. Mientras nuestras canciones favoritas mejoran nuestras facultades al conducir, los estilos musicales que no nos van provocan el efecto contrario.

Música y conducción

En la Universidad de Dortmund llevan estudiando la influencia de la música en la conducción desde la década de los noventa. En todos estos años, han llegado a la conclusión de que los aficionados al pop suelen conducir más deprisa y de forma más agresiva que los amantes de la música clásica, más dados a una conducción defensiva. Sin embargo, la música sinfónica, con sus frecuentes cambios de volumen puede provocar más distracciones que los habituales éxitos de los 40 Principales.

Y un dato importante, que llevo años defendiendo contra viento y marea: en contra de la creencia mayoritaria, el Heavy Metal no aumenta la agresividad, ni siquiera a la hora de conducir. Mis venerados Deep Purple, Scorpions, Dio, Rush, Iron Maiden, Judas Priest y compañía no son los culpables de mis errores al volante.

El factor más importante es el volumen al que ponemos el equipo. Gastarse un pastón en meter chorrocientos watios de potencia musical en el coche tiene un efecto contraproducente para la seguridad vial. La música muy alta hace más difícil prestar atención a los demás usuarios de la vía, impidiendo a veces incluso escuchar la sirena de un vehículo de emergencias. Los estudios han demostrado que sacarle todo el jugo al amplificador circulando a 100 km/h puede aumentar la distancia de frenado (por aumento del tiempo de reacción) en unos 15 metros.

Una investigación llevada a cabo hace unos años en Canadá consideró las obras de Richard Wagner como las más peligrosas a la hora de conducir, en especial “La Cabalgada de Las Valkirias”. Los autores del estudio hacen especial incapié en el ritmo, independientemente del estilo. Cuanto más rápida sea la música, mayor es el riesgo de accidente. Siempre será preferible un “andante” que un “allegro ma non tropo”.

Los siguientes éxitos de esta lista negra son los para mí desconocidos “Firestarter” de Prodigy, “Red Alert” de Basement Jaxx e “Insomnia” de Faithless. Aún así, no hemos hablado del otro gran problema: lo molesto que puede resultar la música (sobre todo alguna) para los demás. Hay mucho gracioso maleducado empeñado en que todo el barrio conozca sus gustos musicales, especialmente durante las horas nocturnas. Pero eso se merece un artículo aparte…

Vía: Spiegel-online
En Diariomotor: Peugeot 207 Yourspace, promoción de la música | Chevrolet Legends, album músical americano

Lee a continuación: Últimos resultados EuroNCAP, decepción general y fallo grave en el Kia Venga incluido

  • FER

    Si yo contara

    Cuando empieza a sonar el Colgando de tu manos me pongo de los nervios y prefiero poner las noticias que esa rayante canción, que ha sido posible gracias a la Condena Mierdal, porque no hacian mas que ponerla a cada hora

  • Pingback: Música y conducción no siempre hacen buena pareja | Descargar()

  • pues sera para algunos porque yo e hecho viajes de 6 horas y media con todo el trayecto con musica y a mi eso no me distrae para nada, es mas lo que siempre hago cuando estoy en el coche es ponerme la musica sea el trayecto que sea corto o muy largo.

  • jurrus

    ¿No sera La cabalgaTa de las valquirias?

    Firestarter de Prodigy (http://www.youtube.com/watch?v=wmin5WkOuPw) lo entiendo, Red Alert de Basement Jaxx (http://www.youtube.com/watch?v=7x9cjjLut48) ya me suena algo raro, pero Insomnia de Faithless (http://www.youtube.com/watch?v=PtEftTzcr6I) esta ahi porque al que hizo el estudio no le gusta la musica electronica, no es de las peores canciones que hay para conducir, poneos Offspring (Million miles away creo que da el perfil: http://www.goear.com/listen/06800c5/million-miles-away-offspring) y vereis como os olvidais de que hay radares.

    Seguro que conocias las tres pero no les ponias nombre, no me creeria que no las hayas oido ni una sola vez…

  • mnajjo

    insomnia te tiene que motivar un montón al volante XD
    jajaja y si ya nos vamos a la makina y el hardcore… te la metes seguro.
    es broma, mientras te guste la musica y estes atento a lo que estas haciendo (que debe ser conducir) no tiene por que afectarte.
    saludos!

  • aysssss

    gran post

  • ano-nimo

    ¿Acaso existe mayor placer que conducir mientras escuchas buena música?

  • Juancho

    Yo creo que depende del coche.Existen ejemplos tontos como este.

  • Juancho

    Me mantendria mas atento escuchar al coche que a ese equipo.

  • Timpa

    Conducir por las rutas escuchando credence es lo mejor

  • Juancho

    Naves,lo siento si te molesto…
    ¡PERO QUE DIABLOS!¡ESA MUSICA TE PONDRA DEPRESIVO O ENDEMONIADO!¡CON ESO AL VOLANTE TE MATAS!

  • Cierto que en ocasiones la música afecta al ánimo, pero también puede calmar al conductor en situaciones estresantes. Un saludo!

  • dmptuning

    Me acuerdo cuando en la autoecuela en la teórica, dijo el profe:

    -Si váis de viaje y os entra sueño, ponéos algo de bakala, veréis como así no os dormís.

    No se me quitó la sonrisa de la cara en todo el día.

    Un ZAS EN TODA LA BOCA a los antibakalas.

  • Caesaraugusta

    Si vas de viaje y te entra sueño, lo mejor es parar y echarte un rato. Llamar música al bakala es cuanto menos discutible. Suele ser muy útil, algo que puedas cantar, y si puede ser alto (si el pasajero se queja, que se joda y conduzca él). Depende de la música te puede llevar a una sensación u otra. Como apuntaba Timpa, ponerse a la Creedence en ruta puede hacer que se te pase el viaje muy rápido, igual que algo de swing o de clásica. Aunque si no quieres dormirte, nada como recurrir a los clásicos como Jimi Hendrix. Aquí un ejemplo:
    http://www.youtube.com/watch?v=0zfbrNukQvc

  • ivanmex

    Claro el death metal te hace más amable

    “Pase usted buen hombre” es lo que digo mientras uso mi volante como batería…

  • ivanmex

    Lo anterior es en serio

  • Probador

    Esto es un comentario de prueba

  • Luis P

    Un buen ejemplo seria(lo digo por experiencia propia): smack my bitch up – the prodigy, out of control – The chemical Brother o algo de skazi, estas y muchas otras mas te prenden y pueden llegar a ser peligrosas cuando manejas jajaja… bueno, aunque me gusta escuchar de un poco de todo(LO BUENO) algo de Rock(Casi todas sus divisiones), Hip Hop(casi todas sus divisiones), Electronica(algunas divisiones), algo de reggae, 80´s, 90’s, trova y un poco de pop y varias mas hahaha… muy buen articulo, Saludos!

  • Stormrider

    En el coche jamas escucho la musica ni la radio. La radio porque no me interesa y la musica porque prefiero disfrutarla en condiciones en mi casa, no con el ruido del motor y del exterior enturbiandola. Ademas, me parece fundamental tener todos los sentidos en la conduccion, sobre todo en la ciudad, y necesito escuchar todo a mi alrededor.

  • JJ

    Es que ya con “Ride Of The Valkyries” en el coche, te pones a recordar Apocalypse Now, y te vuelves majara. Te sube la adrenalina.

  • Mouro

    Estou moi de acordo con Ano-nimo

  • Rousvilla

    es muy buenoo q cuidemos de nuestras vidas y las de los demas comoser en un bus los pasajeros del bus confian en el conductor cuantas vidas lleva ese conductor aora imajinate q el mismo este con el alcohol el la cabeza … y ocasione un accidente cuantas vidas se carga

  • Pingback: Usando el poder de la música (a tu favor) | Limón y Fresa()