¿Está la clásica tracción total amenazada por los sistemas híbridos?

 |  @ClaveroD  | 

Peugeot, Citroën, Mitsubishi o Volvo han sido algunos de los primeros fabricantes en ir un paso más allá en lo que a desarrollos de sistemas de tracción total se refiere para el mercado. La hibridación y, por ende, la llegada de los propulsores eléctricos alimentados por baterías, ha brindado a estas y otras marcas una fórmula muy atractiva para hablar de tracción total y reducción de emisiones aplicando un único diseño. Sin embargo, ¿Es realmente una evolución o más bien hablamos una involución de la tecnología?

Hay que resaltar que la tracción total a las cuatro ruedas puede definirse a través de muchos criterios que permiten hablar de capacidades off-road o altas prestaciones bajo un mismo esquema técnico. El objetivo es aportar una mejor transmisión del par al máximo de ruedas disponibles evitando pérdidas de motricidad. Contar con tracción total es sin duda un argumento de peso en cualquier modelo, motivo por el cual el diseño de sistemas híbridos con ejes propulsores independientes se ha destapado como una fórmula de muy alto éxito.

Cuando consumos y emisiones son las que mandan

La hibridación sobre ejes motrices independientes ofrece lo mejor de dos mundos

Empezaremos analizando qué ofrecen los sistemas de tracción total, no permanente, al que aluden sistemas como el HYbrid4 que emplea PSA en sus modelos. La clave de este diseño pasa por una simplificación y reducción de costes inigualable a partir de un propulsor diésel que tan sólo recibe un alternador modificado para la ocasión, todo lo demás concerniente al sistema híbrido tiene que ver con un eje trasero independiente y un equipo electrónico que en nada afecta a la plataforma y propulsor que son empleados para el resto de variantes. Sin duda una muy buena idea para no descuadrar cuentas.

Con este diseño, además, encontramos el beneficio de contar con un eje trasero que a través de un propulsor eléctrico nos brinda un extra de par y potencia hasta el agotamiento de sus baterías. Las cifras hablan de 500 Nm de par máximo y 200 CV en un trabajo combinado. No hay lastres mecánicos como árboles, diferenciales, grupos reductores, etc. Todo se encomienda a la electrónica para realizar la gestión.

Marcas como Subaru, Audi o Porsche reniegan de olvidarse de la conexión mecánica entre ejes motrices ¿Hasta cuándo?

Pero no todo es perfecto, claro está, ya que estos sistemas tienen sus límites en la capacidad real de funcionamiento sobre leyes impuestas como velocidad o energía almacenada. En estos casos, este eje propulsor sólo añadirá lastre que nos dejará con un tracción delantera sin más.

La tracción total, ya sea permanente o conectable, está en peligro de extinción ante la imposición de la reducción de emisiones. Hay que rebajar consumos fabricando híbridos, motivo por el cual todas las marcas están apostando por esta tecnología en mayor o menor medida. Firmas clásicas en este diseño de tracción como Subaru han estudiado largo y tendido el empleo de ejes motrices independientes como solución a medio camino entre la tracción total y la hibridación, pero finalmente, el sistema híbrido estrenado por el Subaru XV Crosstek Hybrid, sigue haciendo honor a la denominación Symmetrical AWD apoyándose en un diseño con conexión mediante árbol central.

Un camino más hacia la movilidad eléctrica

Competiciones como Le Mans han demostrado la supremacía de estas configuraciones híbridas en busca del máximo rendimiento

Audi, sí, Audi, estudia de forma igualmente concienzuda el futuro de la denominación quattro. La llegada de un vehículo con dos ejes motrices independientes, uno convencional y otro eléctrico, no está lejos de aterrizar bajo la denominación e-quattro o e-tron quattro. Para aquellos que les cueste imaginar, nada mejor que fijarse en Le Mans y la magnífica inversión en publicidad que supone ver ganar carreras a un Audi bajo las siglas quattro donde su eje delantero es movido por el único empuje de un motor eléctrico.

En definitiva hablamos de una tendencia que el mercado muestra como exitosa, pues el trayecto hacia la movilidad eléctrica discurre, entre otros muchos caminos, por la hibridación bajo este planteamiento técnico. Como guinda en este pastel que habla sobre el futuro de la tracción total, nada mejor que terminar con los sistemas de ruedas motorizadas, donde el propulsor eléctrico, instalado en el interior de la rueda, permitirá infinidad de configuraciones y diseños permitiendo un mayor ahorro en costes y en espacio de ocupación.

En Tecmovia: ¿Tracción híbrida integral e-quattro para sustituir a la tracción Audi quattro convencional? | Mitsubishi Outlander Plug-In Hybrid: ¿Tracción total eléctrica para los 4×4 del futuro? | Peugeot HYbrid4: ¿propuesta de último minuto o solución genial?

Lee a continuación: mBrace, la tecnología de Mercedes-Benz que ayudó a capturar a los terroristas de Boston

  • ADN

    Sí lo está, al menos en vehículos para pasajeros, no a corto ni mediano plazo, pero en algunas décadas la pérdida de energía por transferencia mecánica a través de un cardan se verá subsanada por la mejor y más inmediata transferencia por energía eléctrica. Veo aún más lejano su desplazamiento en vehículos de carga e industriales, en los cuales la mecánica tradicional seguirá siendo más fiable, al menos hasta que los motores eléctricos ofrezcan igual durabilidad y resistencia (han mejorado, pero no son superiores aún).

    Tal vez no tenga nada que ver, pero eso pasó hace unas décadas con los aviones comerciales, que regulaban su altura y dirección mediante actuadores mecánicos controlados por varillas, cárdan, mangueras hidráulicas o chicotes, hoy en día todo eso se hace mediante cables y motores eléctricos.

    A como va la tecnología, lo mismo le acurrirá a los automóviles. primero un motor eléctrico que asiste al térmico, luego uno térmico que alimenta al eléctrico, luego uno en cada eje. me arriesgo a decir que así será, pero no me arriesgo a afirmar que será pronto.

  • nombre

    no, porque en términos de rendimiento si lo que valoras es que la tracción total sea totalmente eficaz, buscas un tracción total de verdad.

    los híbridos están muy bien pero más orientados a pequeños esfuerzos ocasionales.

    y no hay motivo para que no convivan.

    hablando de tracción total, si inevitablemente vais a poner un audi porque teneis hasta área vw, poned un rs4 o un rs5 que son 4wd de verdad y no el audi ibiza.