Saber cuándo frena un coche que está fuera de nuestro ángulo de visión dejará de ser una utopía

 |  @davidvillarreal  | 

La comunicación entre coches es el futuro. Tenemos la tecnología e incluso los medios para fabricarla a un coste relativamente bajo, pero la falta de protocolos y acuerdos entre fabricantes que generalicen su uso y, lo que es aún más importante, estandaricen su utilización, impide que hoy en día podamos disfrutar de sistemas tan útiles y prácticos como la nueva “luz de frenado” recientemente desarrollada por Ford.

Se trata de un sistema que interpreta una maniobra que puede entrañar cierto peligro para los coches que nos preceden, por ejemplo una frenada de emergencia, y alerta a los vehículos cercanos para que actúen en consecuencia. En Laboratorio Tecmovia os desgranamos con más detalle el funcionamiento de este dispositivo que está pensado para evitar los famosos alcances por detrás y choques en cadena en los que un coche frena, el siguiente hace lo propio y un tercero embiste al que lleva delante porque no pudo percatarse de la frenada del primero.

Es decir, nos avisaría de una frenada de emergencia de un coche que circula por delante de nosotros incluso en momentos en los que este no se encuentra en nuestro ángulo de visión por haberse ocultado tras un camión o haber girado en una curva.

La Ford Electronic Brake Light te informará de una frenada de emergencia de un coche incluso si este no se encuentra en nuestro ángulo de visión y está oculto tras un camión o detrás de una curva.

La idea me parece brillante, por su utilidad y por su ejecución. Pensemos que actualmente existen muchos sistemas para prevenir choques basados en radares y frenada de emergencia automática, pero ninguno que permita saber que un coche fuera del alcance de nuestra vista ha frenado con mucha contundencia.

Pero evidentemente para que su funcionamiento tenga sentido se requiere como mínimo que ambos coches estén intercomunicados entre si y cuenten además con una interfaz y un dispositivo que muestre al conductor lo que ha sucedido. Esto último sigue siendo una utopía puesto que cada fabricante trabaja ya en su propio protocolo para interconectar sus modelos, sin que este sea necesariamente compatible con los automóviles de su competencia. Un sistema Car2Car no estandarizado es inútil o como mínimo muy poco práctico.

Se estima que en 2027 el 70% de los coches estarán intercomunicados. Para entonces ya se habrá establecido un protocolo común denominado Intelligent Transportation System, que según las directrices de la Unión Europea establecerá métodos de interconexión mediante conexiones de datos, GPS y Bluetooth que deberán ser de obligado cumplimiento para los fabricantes.

Fuente: Ford
En Tecmovia: Ford Electronic Brake Light, no más frenazos imprevistos [Laboratorio Tecmovia]

Lee a continuación: Ford simplificará su sistema de entretenimiento táctil MyFord Touch con botones a la antigua usanza

Ver todos los comentarios 1
  • THE TRUTH

    Me voy a comprar un carro de caballos, verás tú si no se dan cuenta de lo que está delante suyo!