Triumph Bonneville T214 Land Speed 2015: homenaje a aquellos locos de la velocidad

 |  @sergioalvarez88  | 

Aunque se aun hecho por algunos desconocido, la historia de Triumph está íntimamente ligada a los récords de velocidad. Récords de velocidad para vehículos de dos ruedas, cómo no, celebrados en las planicies saladas de Bonneville, de donde viene el nombre de la clásica moderna de los de Hinckley. Pero ya hablaremos de velocidad y del pasado más tarde. Porque de momento os presentamos a la nueva Triumph Bonneville T214 Land Speed 2015, un homenaje en edición limitada a 1.000 unidades a algunos locos de la velocidad que cimentaron la imagen deportiva de la que goza Triumph hace casi 60 años.

Detalles retro muy yankees para la Triumph más clásica

Las Triumph Scrambler y Thruxton completan la gama de motos de aspecto clásico de Triumph. La Bonneville es la más retro del trío de motocicletas.

Dentro de la gama de clásicas de Triumph, la Bonneville es la más clásica. Con respecto a otras Bonneville nada cambia en la parte ciclo o mecánica: sigue empleando el probado bicilíndrico en paralelo de 856 cc, refrigerado por aire y con unos tranquilos – pero nada despreciables – 68 CV a 7.500 rpm. Motor que destaca por una gran armonía y suavidad de funcionamiento, acoplado a una caja de cambios de cinco relaciones. Las Bonneville son motos de diseño clásico, pero también de parte ciclo clásica (si bien con componentes de calidad), con un doble amortiguador trasero o llantas de múltiples radios.

Con respecto a otras Bonneville, las diferencias son exclusivamente estéticas. El faro delantero es algo más pequeño, y la carrocería está pintada en una combinación de colores Caspian Blue y Pure White, aplicados artesanalmente en depósito, guardabarros y cajetines laterales. El guardabarros delantero muestra orgulloso una única estrella blanca: la estrella solitaria de la bandera del estado de Texas. Sobre el depósito, una imagen de un alargado vehículo llamado Texas “Cee-Gar”, el medio con el que la Triumph Bonneville se convirtió en la moto más rápida del mundo allá por el año 1956.

Johnny Allen y la Bonneville de los 345,06 km/h

En los años 50, el piloto Johnny Allen pilotó una moto con el objetivo de establecer el récord de velocidad para motocicletas en la Speed Week de las planicies saladas de Bonneville, en Utah. Era 1956 el año en que se abrió la categoría de motocicletas, y es por ello que con la ayuda del aviador J.H. “Stormy” Mangham y por Jack Wilson – dueño de un concesionario Triumph de Fort Worth (Texas) y preparador de motos – construyeron un streamliner de dos ruedas llamado “Devil’s Arrow” que sería posteriormente rebautizado como “Texas Cee-Gar”, y pintado con el mismo esquema de colores que la Bonneville de este artículo.

La Triumph Castrol Rocket tratará de batir el récord de velocidad para vehículos de dos ruedas muy pronto. Su objetivo son las 400 millas por hora.

Con 4,57 metros de longitud y sólo 57 cm de ancho, este vehículo propulsado por un motor Triumph de 650 cc, alimentado al 60% con metanol – con el que lograba desarrollar unos respetables 100 CV – logró alcanzar en las planicies saladas de Bonneville unos espeluznantes 345,06 km/h… en 1956. De esta hazaña les viene el nombre a la gama Bonneville de Triumph y a esta hazaña rinde homenaje específico la Triumph Bonneville T214 Land Speed 2015. Esta moto se encuentra ya disponible en los concesionarios por un precio de 10.595€, al que acompaña un certificado de autenticidad.

Si aún queremos más exclusividad, Triumph ha lanzado una colección de moda llamada “Speed Record”, que con estilo casual acompaña a esta moto como guante a una mano. Y también se paga a buen precio, como es lógico. En 2015, la Triumph Castrol Rocket tratará de batir el actual récord de velocidad para motos, con el objetivo fijado en las 400 millas por hora. De nuevo, con mecánica Triumph: dos motores modificados de 2,3 litros procedentes de una Triumph Rocket. Parece ser que Triumph quiere mantener el título de “la moto más rápida del mundo”, al fin y al cabo. Y no podríamos estar más contentos.

Fuente: Triumph
En Diariomotor: Castrol Rocket, la Triumph que tratará de romper la barrera de las 400 millas por hora

Lee a continuación: Ducati Scrambler: ahora en vídeo

  • Bandolero

    Muy chula. Parece la moto del Capitán América :-D