NanoFlowcell enseña todas sus armas en Ginebra

 |  @ClaveroD  | 

NanoFlowcell no ha escatimado en gastos para estar en el Salón del Automóvil de Ginebra. Con tres modelos: Quant E, Quant F y el nuevo Quantino, NanoFlowcell está decidida a cambiar nuestra idea del automóvil y de cómo se emplea la propulsión eléctrica alimentada por baterías. La tecnología compartida por los tres modelos es idéntica, basando su funcionamiento en el uso de baterías de flujo o de electrolito en estado líquido. Tecnológicamente hablando, el desafío de NanoFlowcell no tiene rival, sin embargo, todavía estamos lejos de ver esta a esta idea convertirse en una seria alternativa a las diferentes fórmulas de movilidad eléctrica que han llegado al mercado.

800 Km de autonomía y 1.090 CV son las prestaciones del Quant F, la versión más deportiva de la tecnología NanoFlowcell

Con la presentación del nuevo NanoFlowcell Quantino, el fabricante afincado en Liechtenstein nos muestra una nueva visión de su peculiar idea del automóvil. Con el Quantino, el diseño de la firma adquiere deportividad a merced de nuevos rasgos en su silueta. No hablamos de una futurista berlina más, sino de un vehículo pensado para entornos urbanos y con guiños a los tan de moda todocaminos.

Tras NanoFlowcell se encuentra la eterna promesa de las baterías líquidas, una tecnología ya conocida que cuenta con un enorme potencial para revolucionar el transporte, pero que hasta la fecha no ha conseguido firmar una alternativa real a las baterías convencionales, o a la pila de combustible de Hidrógeno que comienza su andadura comercial.

El principio de funcionamiento de la tecnología de NanoFlowcell parte del almacenamiento en estado líquido de cátodo y ánodo, combinando ambos líquidos a través de una membrana para generar energía eléctrica. Esta solución permitiría rápidos repostajes y casi infinitas posibilidades en cuanto a almacenamiento se refiere, pero a día de hoy, la densidad energética de esta tecnología está muy por debajo de la que consiguen las baterías de iones de Litio.

En Diariomotor: nanoFlowcell Quant F: el super-eléctrico de los 1090 CV y las alas de gaviota

Lee a continuación: nanoFlowcell Quant F: el super-eléctrico de los 1090 CV y las alas de gaviota

  • Andres Wolff

    bonita las corrocerias de ambos, pero el Azul es compacto y da ganas para usarlo en las urbes de las grandes ciudades

    • ADN

      Lo mismo pensaba, el Quantino luce bastante bien.

  • Felipe Gómez

    esperemos que salgan adelante

  • AntiSpy

    Y sin hidrógeno….
    Que bonito.

  • Almafuerte

    Seguimos lejos de tener ese coche eléctrico que remplase a esa criatura del infierno llamado motor de combustión interna. Y, guste o no, lo único que podria remplazar a los combustibles fósiles es el hidrógeno. Recargar en una hidroginera, que no gasolinera, como hoy se recarga gas en muchos paises, y seguir viaje. Esperar mas de 15 minutos en recargar las baterías ya hecha para atrás, cuanto mas horas.