Si el 76% de los españoles creen que el coche eléctrico es ideal para la ciudad, ¿por qué casi nadie lo compra?

 |  @davidvillarreal  | 

A los españoles nos gusta la idea de callejear en un coche eléctrico. Nos gusta, al menos en términos teóricos. Un estudio realizado en ciudades españolas más importantes – sobre un muestreo de 1.622 personas entre 18 y 75 años – revela que un 76% de los entrevistados creen en el coche eléctrico como la solución ideal para la movilidad urbana. La compañía que ha realizado el estudio, Alphabet, también nos desvela que solo el 5% de los encuestados a tenido ocasión de conducir un coche eléctrico, el 71% no lo ha utilizado, pero le gustaría, y un 24% ni lo ha conducido, ni lo quiere conducir. Mientras tanto, en España solo un 1,7% del total de las matriculaciones se corresponden con vehículos con alguna suerte de mecánica eléctrica, la mayoría híbridos. ¿A qué se debe esta disparidad de cifras?

La escasa autonomía, y su precio, siguen siendo los mayores problemas para el coche eléctrico.

Para hallar una explicación a la problemática del coche eléctrico hemos de centrarnos precisamente en ese 24% que afirma que ni ha conducido un eléctrico, ni lo quiere conducir. La razón que esgrimen es principalmente su escasa autonomía y su precio, motivado por el coste de las baterías.

De manera que de poco sirve que el coche eléctrico genere tanto interés y entusiasmo, si en el momento crítico, el de proceder a su compra, su autonomía no cumple con las necesidades del cliente y su precio está muy alejado de otras alternativas con motor térmico.

El problema del coche eléctrico, por lo tanto, es la existencia de alternativas que a nivel práctico resultan más adecuadas para las necesidades de los conductores. Alternativas con motor térmico, ya sean por su precio, o por el mero hecho de que requieran más autonomía que la que a día de hoy puede ofrecer un eléctrico generalista, de Tesla – de momento – nos olvidamos.

Habrá que esperar por lo tanto a la nueva generación de coches eléctricos que llegará en los próximos años. A esos eléctricos que prometen situarse en un mínimo de 400 kilómetros de autonomía, una distancia que permitiría que el coche eléctrico gozase de una autonomía más próxima a la de cualquier turismo de motor térmico. Autonomía, que junto con puntos de recarga rápida en ruta, véase la red Supercharger de Tesla (que compartirán con otros fabricantes) permitiría a sus propietarios hacer un uso similar al que practican en sus diésel y gasolina. Recordemos que, más allá de los eléctricos anti-Tesla anunciados por marcas como Audi y Mercedes-Benz, hay fabricantes, como General Motors, que ya están desarrollando eléctricos más económicos con autonomía en torno a los 320 kilómetros. Véase el caso del Chevrolet Bolt, que no llegará a Europa, pero quizás si proporcionará la tecnología que veremos en el nuevo coche eléctrico de Opel, que llegará a los concesionarios antes de 2020.

Como curiosidad, entre los encuestados el coche eléctrico generó más interés especialmente en los más jóvenes. Un resultado lógico y esperado. El porcentaje de entrevistados dispuestos a conducir un eléctrico nos encontramos con un 88% entre 18 y 30 años, con un 80% entre 31 y 45 años, con un 69% entre 46 y 60 años y con un 68% en mayores de 60 años.

Fuente: Alphabet
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Hipervelocidad! Así es el huevo de pascua del Tesla Model S P90D

  • Miguel

    Pues por que somos como los borregos. Andamos por donde va la manada, y solo esa dirección vale. Pero si el principal borrego cambia de dirección, pues todos para el otro lado.
    Las posibilidades de equivocarnos son menores.
    Siempre hay excepciones, pero son mirados con malos ojos. Así son las manadas.

  • Motorsport

    Yo también creo que es el coche ideal para moverse por ciudad, y en un futuro, cuando una buena autonomía no sea solo cosa de los Tesla, también pensaré que es el coche ideal para todo el mundo….al que no le entusiasme excesivamente conducir. Un eléctrico podrá ser muy rápido(y ya lo son, solo ha que ver el Tesla Model S) pero no es lo mismo que un motor de combustión. Llegará un día que seguramente desplacen a los coches convencionales e incluso simulen el cambio de marchas o el sonido, pero no será lo mismo

    Por otra parte, me parece que la pregunta del artículo está mal formulada: Creer es muy fácil, deberían haber preguntado si valorarían la compra de un coche eléctrico si tuviesen que cambiar de vehículo, ahí los resultados serían distintos.

  • Rotodos Shur

    Porque no podemos permitirnoslo
    Porque no cubre todas nuestras necesidades
    Porque no todo el mundo tiene una casa con garaje donde cargarlo
    Porque no tiene suficiente autonomia para ir de viaje

  • Issam

    Si estamos hablando de utilizar el coche solo para la cuidad, lo importante son los puntos de recarga aunque tirado no vas a estar (estas en la cuidad), en mi opinión vendría después el precio y es el que influye en la compra, los coches eléctricos son carísimos imagínate los que te puedes llevar a casa con el precios del ZOE por poner un ejemplo.

    Por una vez que vamos a utilizar el sentido común para mejorar el planta de aquí a 50/100 años, ¡va y me sale caro algo que no voy a disfrutar! (es lo que se escucha)

  • Marcos

    Porque la gente no quiere/ no puede permitirse un coche que solo le valga para ciudad, ¿qué haces cuando quieres viajar a otra ciudad? ¿ coger el bus o el tren? ¿Para eso me he comprado el coche?
    Es principalmente por eso, si nos lo pudiéramos permitir tal vez, pero entonces preferiría tener un coche mejor a uno eléctrico para la ciudad.
    Un saludo.

    • Marcos

      (Todo ello sujeto a la poca autonomía que tienen actualmente los eléctricos)
      O hasta que tesla no instale la red Supercharger