Así podría ser el Apple Car: las 4 claves del coche de Apple

Colaboradores  | 

Móvil, reloj, tableta… hasta con un (carísimo) lápiz se atreve Apple en una estrategia expansiva que cuenta con varios denominadores comunes: productos de altísima calidad, posiblemente los mejores de su categoría, una atención al cliente superior y un ecosistema común que va creciendo a medida que acumula usuarios y se lanzan nuevos dispositivos ¿Hay límite realmente en lo que a productos o nuevos lanzamientos se refiere en la firma de Cupertino? Lo cierto es que no, y lo han demostrado con creces anteriormente. Que el gigante se iba a aventurar a fabricar un coche no es nada nuevo, pero lo que antes era sólo un rumor, se ha convertido ya en algo ya descontado por los medios y por sus rivales ¿Por qué da todo el mundo por sentado que habrá un Apple Car?

* La firma habría contratado a todo un ejército de 1800 empleados dedicados a tiempo completo en lo que se conoce como “Proyecto Titán”, con el horizonte de presentar el esperado producto en 2019.
* El propio Elon Musk, fundador de Tesla, da por hecho que Apple está trabajando en el vehículo ante la fuga de empleados que está sufriendo la compañía en favor del fabricante de la manzana, hasta el punto que ha descrito a la firma como “el cementerio de Tesla” insinuando que se han ido los peores ingenieros.

Bien, si ya parece un hecho que Apple va a fabricar un coche ¿Cómo sería? Vaya por delante que a partir de aquí estamos obligados a jugar a adivinos, pero en el fondo, no tanto: la firma, pese a ser un hervidero de novedades, no suele salirse de su guión y es bastante previsible.

apple-car-1

1. Eléctrico

A estas alturas de la película y con el Volkswagengate todavía caliente, parece evidente que el vehículo de la casa contará con una propulsión no contaminante, y por otro lado, Apple siempre ha hecho bandera de esforzarse por respetar al máximo el medio ambiente en la fabricación de sus productos. Un vehículo limpio capaz de fabricarse de forma masiva y que sea sostenible, nos lleva inevitablemente a los motores eléctricos, y posiblemente por este motivo la casa se encuentre contratando empleados de Tesla. Aunque con Apple y esa proyección de lanzamiento prevista, uno puede esperarse realmente cualquier sorpresa.

apple-car-3

2. Conectado

Visto de lo que es capaz hecho Tesla, damos por hecho que el coche de Apple será un vehículo conectado a la red, y esta no será una funcionalidad más, sino que será su característica fundamental. Tenemos que pensar en el Apple Car como un dispositivo más del ecosistema de la casa y seguro que no nos equivocamos si predecimos que formará parte de iOS. Y uno puede pensar ¿Qué gana un coche realmente en un ecosistema de móviles, tabletas y relojes? Lo cierto es que mucho: las principales marcas han confirmado de los equipos conectados pasa por la geolocalización y los mapas, y la integración de un medio de transporte en este sistema aporta todo ventajas. Si ‘exportamos’ la experiencia de los móviles a los coches, el usuario sabría en todo momento dónde se encuentra su vehículo, podría activar la calefacción a distancia, y sería el propio coche el que informaría de las averías (posiblemente al usuario y al taller, concertando una cita de forma automática). El vehículo actualizaría su software de forma automática y por descontado, sería una pieza clave en el Internet de las Cosas.

apple-car-2

3. IoT: Internet de las cosas

Se trata de la otra pieza clave en el futuro de los equipos conectados y en lo que respecta al hogar, como la calefacción o la iluminación. Apple lleva tiempo trabajando también en este terreno, y podemos suponer que el futuro coche será una pieza clave en este ecosistema ¿Cómo se podrá beneficiar el usuario? Imaginemos que se dirige a casa tras una larga jornada laboral, y en el momento en el que accede al vehículo, el coche se comunica con los equipos del hogar para adecuar la temperatura e iluminación. Al girar la esquina podría eventualmente abrir la puerta del garaje e informar a los nuestros que estamos de regreso, aunque lo cierto es que esto sería sólo el comienzo y seguro que la firma nos sorprenderá con más posibilidades.

apple-car-5

4. Rompedor… y ¿autónomo?

¿Qué pasa si introducimos a Jony Ive en una coctelera con un equipo de desarrollo de coches y agitamos fuerte? El célebre ingeniero británico es bien conocido por transgredir en lo que a diseño se refiere, y en sus productos parte siempre de dos máximas: la facilidad de uso de sus productos y la calidad extrema junto con una estética impecable. Si extendemos estos principios al terreno de los coches podemos encontrarnos ante un diseño que no tiene por qué parecerse a ninguno de los coches que hemos visto hasta la fecha. Al final, tenemos que recordar que es Apple, y sus diseños siempre son tendencia. Por último, parece un hecho que en el futuro a medio plazo, los vehículos serán capaces de conducir por sí mismos. No tienen accidentes, son eficientes en la conducción y carecen de emociones, esas precisamente que nos llevan a pisar a fondo o conducir agresivamente.
Todavía nos toca esperar bastantes años antes de que Apple desvele este esperado ‘One more thing’, pero a buen seguro que poco a poco iremos conociendo más detalles a través de filtraciones que irán apareciendo en los medios.

Lee a continuación: La obsesión de Apple por lanzar un coche hunde a una startup de motocicletas eléctricas

Ver todos los comentarios 2
  • nuevoenesto

    Lo que hay que ver.

  • Rotodos Shur

    Eso es un mini