El futuro más inmediato de los cascos pasa por unos amortiguadores entre tu cerebro y el asfalto

 |  @HerraizM  | 

De la mano de 6D (y desde Xataka) nos llega un importante nuevo camino en el desarrollo de los cascos, una mejora que más allá las evoluciones habituales en materiales más resistentes o mejores diseños (más ergonómicos, mejor ventilados…) inciden en la mejora frente a lesiones cerebrales, ¿cómo? Incorporando en su “arquitectura” una serie de amortiguadores.

6D aplica esta tecnología también a cascos para bicicleta. En el caso de los cascos para moto el precio de partida es de 745 dólares,

Bajo el nombre de ODS, Omni Directional Suspension, 6D ha presentado una tecnología que más allá de proteger a nuestro cráneo de impactos busca proteger nuestro cerebro de esos violentos desplazamientos que se producen en un impacto mitigando la aceleración angular, principal causa de las lesiones cerebrales.

Según el fabricante con estos cascos se ha conseguido reducir en algunas pruebas un 80% la velocidad angular frente a un casco tradicional, un dato realmente a tener en cuenta.

La principal diferencia entre los cascos de 6D y un casco tradicional moderno pasa por la incorporación de 54 amortiguadores de aislamiento repartidos entre dos capas de poliestireno expandido.

Estos avances sumados a la ya habitual evolución en lo que a materiales se refiere bien podría estar definiendo el camino más inmediato en el desarrollo de nuevos cascos



Lee a continuación: Elegancia británica sobre dos ruedas: Triumph renueva su gama de modelos clásicos