15 verdades, a veces incómodas, sobre los accidentes de tráfico en España en 2015

 |  @davidvillarreal  | 

Tenemos un lunes ajetreado, en el que no solo comienza una semana, sino también un año. El primer día laboral del año llega con la presentación del Balance de Seguridad Vial 2015, en el que Tráfico y el Ministerio del Interior, encabezados por María Seguí y Jorge Fernández Díaz, han presentado un informe sobre los accidentes de tráfico en nuestro país en 2015. Este primer balance se centra en fallecidos por accidentes de tráfico en vías interurbanas, en el acto, o en las 24 horas posteriores al accidente. Una cifra que en 2015 ha llegado a 1.126 fallecidos, seis menos que el año pasado. Lo que nos lleva a hacer una radiografía de los accidentes en España y de las causas que los generan.

Este análisis está elaborado sobre las cifras provisionales de 2015, que incluyen fallecidos en vías interurbanas en un plazo máximo de 24 horas tras el accidente. Las cifras definitivas, y completas, las proporcionará Tráfico en los próximos meses.

1. Los fallecidos siguen disminuyendo. En España se han producido 1.018 accidentes mortales en vías interurbanas, en los cuales han fallecido 1.126 personas, una cifra que por mucho que siga menguando, año tras año, nos ha de seguir pareciendo un auténtico escándalo. En 2004 fallecieron 3.464 personas y en 1.989, el año más terrible en nuestras carreteras, un total de 5.940 personas.

2. Hablamos de un nuevo mínimo histórico, inferior incluso a los registros de los años sesenta, de los primeros años en los que se realizaron estadísticas de siniestralidad. En 1960 fallecieron en España 1.300 personas como consecuencia de los accidentes de tráfico. Pero entonces en España solo había un millón de vehículos. En 2015 el parque automovilístico sobrepasa los 31 millones.

3. No solo hay que hacer hincapié en los fallecidos, sino también en los heridos. En 2015 fallecieron 1.126 personas, pero tampoco podemos olvidarnos de las 4.843 personas que fueron hospitalizadas como consecuencia de las heridas sufridas. Son 105 heridos hospitalizados menos que en 2014.

4. ¿Por qué solo se tienen en cuenta los fallecidos a 24 horas y en vías interurbanas? Para ser justos, no hemos de considerar este punto como una triquiñuela de las autoridades españolas para ocultar los fallecidos. Este primer balance se centra únicamente en la cifra – provisional – de fallecidos a 24 horas, pero en los próximos meses se publicarán cifras consolidadas, que incluirán a las víctimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas, e interurbanas. El rigor, hasta que dispongamos de esas cifras, hemos de tenerlo al comparar estas cifras con las equivalentes de 2014, es decir, también en vías interurbanas y a 24 horas. En 2014 fallecieron 1.132 personas en accidentes de tráfico con estas características.

5. La mortalidad por accidentes de tráfico en España está en 3,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes, por debajo de los 5,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes de la media de la Unión Europea.

6. La recuperación (o los primeros indicios que apunten en esa dirección) también podría afectar a los desplazamientos en carretera. Según los registros de Tráfico, los viajes de largo recorrido en España han aumentado en 14 millones con respecto al año anterior.

7. La edad del coche influye pero no como habitualmente nos cuentan. Es evidente que un coche moderno es más seguro que uno fabricado hace diez, veinte, o treinta años. Pero tampoco hemos de dejarnos engañar por aquellos que intentan, desde las estadísticas, justificar esa relación, en tanto hay datos relevantes de los cuales no disponemos, como la distancia que recorren cada año los coches más antiguos. En 2015 la edad media de los turismos implicados en accidentes mortales se situó en 11,3 años, una cifra inferior a los 12,3 años de 2014.

8. De las 3.489 pruebas que se realizaron a conductores involucrados en accidentes (no necesariamente mortales) se identificaron 735 positivos por drogas ilegales. Un total de 22.451 conductores, no necesariamente involucrados en accidentes, dieron positivo en estas pruebas.

9. Las vías convencionales siguen siendo más peligrosas que las vías de alta capacidad, autovías y autopistas. Los accidentes mortales en las convencionales han aumentado, y en autovías y autopistas han disminuido en 51 fallecidos. 8 de cada 10 fallecidos en 2015 fallecieron en vías convencionales.

10. Una de las cifras más terribles de las estadísticas de 2015 la tenemos en el uso de los elementos de seguridad. 175 fallecidos en accidentes de tráfico en 2015 no utilizaban el cinturón de seguridad o el casco, en el caso de las motocicletas. 175 personas que quizás se hubieran salvado por algo tan simple como colocarse el cinturón o el casco.

11. Los grupos de edad en los que han fallecido más personas, conductores y pasajeros, han sido entre 35 y 44 años (un 19%) y entre 45 y 54 años (un 16%). Los mayores de 65 años cubren un 22% de los fallecidos. Solo han fallecido 20 niños, 4 menos que en 2014, de hasta 14 años. Insistimos, conductores y pasajeros.

12. Regresando al tema de las vías convencionales, ¿por qué se producen accidentes mortales en estas vías? Según Tráfico, el 40% se debió a salidas de vía, y el 24% a colisiones frontales. Creo que es un dato realmente interesante para reflexionar acerca de lo importante que es mantener la concentración, especialmente en estas carreteras, y realizar adelantamientos con seguridad.

13. En 2015 han fallecido 42 ciclistas en carretera, 6 menos que en 2014.

14. En 2015 han fallecido 114 peatones, insistimos, en carretera. Un dato que de nuevo nos debe hacer reflexionar sobre lo importante que es circular a pie con seguridad, respetando las normas, y con vestimenta que mejore nuestra seguridad.

15. Un último dato muy interesante, especialmente para aquellos padres que viajen con sus niños pequeños. En 2015 han fallecido 13 niños hasta los 12 años, cuatro de los cuales no utilizaban ningún accesorio de seguridad en el momento del accidente.

Fuente: Ministerio del Interior
En Diariomotor:

Lee a continuación: Tráfico estrena sus nuevos “radares fijos”, capaces de pillarte hablando por el móvil o sin cinturón

Ver todos los comentarios 2
  • Franci_ss

    12. Regresando al tema de las vías convencionales, ¿por qué se producen accidentes mortales en estas vías? Según Tráfico, el 40% se debió a salidas de vía, y el 24% a colisiones frontales.
    Creo que es un dato realmente interesante para reflexionar acerca de lo
    importante que es mantener la concentración, especialmente en estas
    carreteras, y realizar adelantamientos con seguridad.

    Cito este punto, ¿no tendrá nada que ver el estado de las vias convencionales? Porque dan pena, obras inacabables, baches, vehiculos pesados que ralentizan el tráfico,baja visibilidad en algunos adelantamientos…

  • Antonio Gutiérrez

    Tengo un Renault Siete AR de 1975. Viajo con él a donde haga falta desde Granada, ya sea a Madrid, Barcelona… me mueve con soltura en cualquier tipo de vía y, a Dios gracias, ni un accidente. La edad no influye tanto, influye más la tontura de algunos en sus audis Q3 y Golfs GTIS que veo adelantarme a velocidades que no son ni ellos mismos capaces de controlar. No mezclemos el trigo con la cebada… Evidentemente los habitáculos de hoy tienen estructura con deformación programable, con absorción de impactos, pero eso de poco sirve si al adelantar te pegas al de delante y pones en peligro a ambos; el ABS no sirve si adelantas como un loco sin contemplar antes la situación; el control de estabilidad no sirve si las intermitencias las usas sólo en sueños…