Un Guardia Civil es condenado a 3 años de cárcel por denuncias falsas (y abuso de su función y condición). Foto 1 de 3.