Morgan celebra los 80 años de su emérito 4/4 con una edición especial

 |  @sergioalvarez88  | 

El coche que más años lleva en el mercado sin apenas cambios no es el Lada 4×4 o (era) el Land Rover Defender. Más bien es el Morgan 4/4, un sencillo roadster británico que lleva produciéndose de la misma forma, con su mismo diseño y construcción desde el año 1936. Sí, el Morgan 4/4 comenzó a producirse al mismo tiempo que estallaba la Guerra Civil en España. El Morgan 4/4 80th Anniversary es una fantástica manera de cumplir 80 años: una excelente manera de disfrutar en motor, sin prisas y repleto de sensaciones auténticas.

Sólo 80 unidades de este Morgan 4/4 tan especial serán producidas a mano por estos artesanos británicos.

Para empezar, su carrocería está pintada en tres colores históricos: Morgan BRG, Saxe Blue o Dark Red. Sus llantas son de chapa, y están pintadas en el mismo color de la carrocería. Su aspecto retro aumenta gracias a unas correas de cuero marrón para su capó – de apertura lateral, por supuesto – y un discreto escape lateral, cuyo sonido es “distinguido” en palabras de la marca. Una cubierta en cuero de color de la carrocería para la capota es otra seña de identidad de esta versión, junto a una calandra en latón brillante.

Por supuesto, es posible personalizar el interior del Morgan 4/4 tal y como quieran los clientes, pero en todos estos deportivos de verdadero sabor clásico encontraremos inserciones de madera natural, tiradores de cuero para las puertas o una instrumentación Smiths – calcada a la que el 4/4 estrenó en el Salón de Londres de 1936. Sigue siendo un biplaza estricto sin demasiadas concesiones a la comodidad, sin airbags o sin refinamientos modernos, como un avanzado sistema de infotainment. De la vieja escuela, pero de verdad.

Los Morgan 4/4 emplean una caja de cambios manual de cinco relaciones de origen Mazda.

Este pequeño biplaza roadster de tracción trasera y 4,01 metros de longitud no es un coche potente. En su interior late un motor Ford Sigma de cuatro cilindros, un atmosférico de 1,6 litros con apenas 110 CV de potencia. No necesitamos ni queremos mucha potencia en un Morgan 4/4, hecho para pasear a ritmos moderados. No obstante, no debemos olvidar que no es un coche lento. Su peso en vacío es de sólo 795 kilos, gracias a su escaso equipamiento y su característica carrocería con estructura de madera.

Acelera de 0 a 100 km/h en unos correctos 8 segundos, y tiene una velocidad punta de 185 km/h. Realmente no hace falta más para divertirse, y con este modelo Morgan demuestra que la filosofía de un modelo creado hace 80 años sigue siendo perfectamente válida en un mundo de híbridos, eléctricos y complicadísima ingeniería.

Fuente: Morgan Motors
En Diariomotor:

Lee a continuación: Abarth 124 Spider: la potencia y deportividad que el roadster italo-japonés necesitaba, en 4 claves

  • ADN

    Precioso, admiro a Morgan. Tan indiferentes a las modas, procesos y estilos, van a su propio ritmo sin prisas en . A mi me parece un coche perfecto a su estilo, más para disfrutar que emocionar, con artesanía en cada parte.