El factor humano: culpable del 90% de los accidentes de tráfico

 |  @ClaveroD  | 

Los accidentes de tráfico siguen siendo la eterna asignatura pendiente de nuestra sociedad, y es que aunque veamos cerca un futuro tecnológico que presume de cero accidentes, todavía hoy el 90% de los accidentes de tráfico son responsabilidad del ser humano. Con este dato en el punto de mira queda claro que todavía hay mucho trabajo por hacer, aunque la entidad responsable de estos datos, CESVIMAP, ya nos señala que comienzan a notarse los beneficios de los primeros sistemas de seguridad autónomos. Después de todo parece que hay luz al final de túnel.

Aunque la tecnología comienza a ayudarnos a prevenir accidentes, no hay nada más eficaz que una buena educación y formación vial

Con motivo de la I Jornada Tecnología y Seguridad Vial donde han participado diferentes entes y firmas como CESVIMAP, la Dirección General de Tráfico, el Ministerio de Fomento o Volvo entre muchas otras, ha salido a relucir la importancia que todavía tiene el conductor en ese objetivo de reducir los accidentes de tráfico. La tecnología está llegando paulatinamente para asistir al conductor, pero la educación y la formación vial sigue siendo a día de hoy la herramienta más eficaz para prevenir accidentes.

Dicho esto, ha sido el Centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE (CESVIMAP), quien ha arrojado más luz en torno a las causas sobre los miles de accidentes de tráfico que se producen en nuestra carretera. Como ya te hemos adelantado, el 90% de los accidentes están causados por factores humanos: errores, despistes, infracciones, etc. Justo en esta afirmación ha puntualizado que la los sistemas de frenada autónoma de emergencia y las alertas de colisión inminentes son las tecnologías que a día de hoy más están ayudando a evitar esos accidentes relacionados con factores humanos.

Nuestros coches serán cada vez más difíciles de reparar, los sensores ya se cuentan por decenas

Pero la realidad de estas tecnologías de seguridad y asistencia a la conducción es que apenas están presentes en nuestras carreteras. Hablamos de tecnologías de última generación que muy poco a poco comienzan a llegar a los coches de nueva fabricación, necesitando de varios años para expandir su implantación. Al mismo tiempo tampoco hay que olvidar el envejecimiento del parque automovilístico español, algo que nos lleva a otro factor igual de importante cuando se trata de seguridad.

CESVIMAP tampoco ha querido pasar por alto lo que supone la llegada de estos coches cada vez más tecnológicos. La complejidad de los coches y el grado de especialización exigido para su reparación son un aspecto vital para todo el sector dedicado a la reparación de automóviles. Los accidentes de tráfico se seguirán produciendo hasta que se haga realidad esa idea de ciudades repletas de coches 100% autónomos, por lo que será muy importante exigir el más alto grado de calidad en las reparaciones y calibraciones de los sistemas de seguridad tras sufrir un accidente por muy leve que este sea, pues hoy en día es fácil que un vehículo medio ya emplee decenas de sensores entre infrarrojos, ultrasonidos, cámaras de vídeo, acelerómetros, radar…

Fuente: CESVIMAP | DGT
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Sabes ajustar bien el reposacabezas? Pues deberías porque puede salvarte del temido latigazo cervical

  • mermadon

    Con tanta electrónica dudo mucho que hasta un audi a8 aguante más de 15 años… A menos que se arreglen esos problemas de soft.

    • MascaHierros

      Se llama obsolescencia programada

  • ADN

    Pero queremos GTI con mas de 250 caballos, un SUV grande con menos de 300 caballos nos parece poco. Pedimos cada vez más potencia pero no somos mejores conductores.

  • AntiSpy

    Este es el negocio de los coches autónomos.
    La estupidez humana, no tiene límites (sobre todo al conducir), por lo tanto , es rentable vender coches que se manejen solos , sin el factor humano.

  • Sergio Ruiz Gonzalez

    Los trayectos rutinarios y el exceso de confianza es uno de los puntos más fuertes de los accidentes, mucha gente se cree Ken Block por saber hacer un trompo en un descampado, pero a la hora de una situación de emergencia mucho no saben reaccionar – muy aconsejable hacer cursos de seguridad -. A parte de las bebidas alcohólicas o las drogas, que aún la gente no se conciencia que por culpa de una persona bebida o drogada puede acabar con la vida de una familia. También podemos hablar de la ignorancia, que muchos se creen que bicicletas y coches no cabemos en la carretera, o que no saben que se puede adelantar en continua a un ciclista si no hay peligro al hacerlo. Todo esto explicado es falta de cultura, yo haría una asignatura obligatoria en la educación primaria y secundaria sobre seguridad vial, algo muy importante en el día a día de una persona, seas conductor o peatón.