Si los humanos estuviéramos preparados para soportar accidentes de coche, este sería nuestro aspecto

 |  @sergioalvarez88  | 

Diariomotor no se ha convertido en un blog de “body horror”, esperpéntico género cinematográfico que se alimenta del miedo y temor que nos producen las deformidades extremas. Pero alguien en la TAC (Transport Accident Commission) australiana sí parece fan de dicho género. Cuando no son durísimas campañas para concienciar a la población del peligro de los accidentes de tráfico, contratan a escultores que crean humanos artificiales. Nuestro protagonista se llama Graham, y es un humano capaz de soportar accidentes de tráfico.

Graham ha sido modelado por Patricia Piccinini, una artista y escultora australiana.

Sí, su aspecto es terrorífico, y si bien está claro que es reconocible como un ser humano, hay muchas diferencias con un humano estándar. Fijaos en su cabeza: aunque su cerebro es del mismo tamaño que el nuestro, su cráneo es mucho más grande y grueso, para evitar daños cerebrales ante impactos craneales. Su cráneo está repleto de fluido, y su fortísimo cuello evitaría el temido latigazo cervical. Tanto sus orejas como nariz están recluidas, protegidas de cualquier impacto de un objeto externo.

Fijaos en su pecho. Esos extraños pliegues son una especie de bolsas de aire, que protegen su cavidad pectoral de los impactos frontales contra un volante. Sus costillas son también más grandes y fuertes, protegiendo sus órganos internos con una disposición en forma de barril. Quizá la única parte convencional de Graham son sus brazos, idénticos a los brazos de un humano común. Sus piernas son diferentes. Concretamente sus pies, que se asemejan a los de un perro o un gato: están diseñados para saltar grandes distancias.

Grandes distancias que le permitirían escapar de atropellos y situaciones de peligro en las que un peatón tendría problemas. El único problema es que nadie es como Graham. El ser humano no está evolutivamente preparado para soportar los accidentes automovilísticos, y por muy seguros que sean nuestros coches – cada vez lo son más – una concienciación acerca de los peligros que implica la conducción sigue siendo vital. Fabricantes como Volvo quieren que en apenas tres años y medio nadie muera en sus vehículos.

El coche autónomo también contribuirá de forma sustancial a la reducción de la mortalidad en carretera. Es una carrera de fondo que tardaremos años en completar, de ello no os quepa duda. Graham ha sido modelado por la escultora australiana Patricia Piccinini, con la ayuda de varios expertos en morfología médica del Royal Melbourne Hospital.

Fuente: Meet Graham
En Diariomotor:

Lee a continuación: Este vídeo demuestra por qué tirar del freno de mano en autopista es una malísima idea

  • Juan Gelabert

    Joder pero que cosa más fea, casi me da un puto infarto al verlo

    PD: Cuello fuerte dice, yo no lo veo por ningún lado ese cuello jajaj

    • Leonmafioso

      Exacto. jajajajaja.

  • Mirhades

    Creo que coincidiré con la opinión de muchos si digo que: preferiría morir en un accidente a tener tan grotesco aspecto xDDDDDD

  • Paco Tce

    REALMENTE FASCINANTE, al menos desde el punto de vista biológico. Nunca me había parado a pensar como seríamos en este caso, pero desde mi punto de vista no nos distanciaríamos mucho de Graham.
    Por cierto Mirhades, aunque parezca grotesco es sólo una cuestión psicológica, si todos los humanos de la tierra tuviéramos la morfología de este tipo lo que seria grotesco seríamos nosotros tal cual estamos ahora mismo, los cánones de la belleza cambian mucho, hace un siglo las mujeres más bonitas y deseadas eran las gorditas de piel blanca, ahora estamos justo al contrario las más deseadas son delgaditas de piel morena ;)

    • Leonmafioso

      Bueno para mí, mi gorda es hermosa :$

  • ADN

    Interesante, me esa mirada perdida y las bolsas de aire en las costillas son cosas realmente raras.

  • Txesz

    Voy a decir algo raro…

    Hace unos años, estábamos en la universidad, en el campus de Gijón, hablando unos alumnos y algún profesor. Más o menos todos nos conocíamos de vista o teníamos amigos comunes. Uno de ellos tenía un rostro particular, diferente a lo habitual. La primera vez que lo vi pensé que sería hijo de inmigrantes… En fin es como algunas personas que aparcen a medio curso, las miras un par de segundo y dices “este es Erasmus fijo”. Y no te equivocas.

    No recuerdo si el tema de conversación era las fotos de carnet, o si el tema de presentar el DNI en los exámenes, o la posibilidad de suplantar a otra persona en asignaturas en las que muy rara vez el profesor pedía la identificación.

    Alguien señaló a este chaval y comentó cierto lío que tuvo… Y él contó la historia mientras nos mostraba su DNI, donde aparecía una persona que tenía poco que ver con él.

    Si no me equivoco, fue así: un par de años antes tuvo un accidente de tráfico, no se asi antes o después del inicio del curso, y tras el periodo de recuperación,volvió a clase. Compañeros y profesores que lo conocían se alegraron de su vuelta. Aunque debieron conocerlo por su tono de voz, ya que su rostro tenía cierta semejanza con el humanoide aquí mostrado, con la nariz un tanto achatada y la zona de su inicio y los pómulos un poco hundida.

    Yo realmente no había caído en dónde estaban sus diferencias con otras personas hasta que pude comparar el antes y el después.

    El caso es que llegó la época de exámenes, y no se en que asignatura (como en otras más), pedían que tuvieses el DNI encima de la mesa, para ir comprobando la identidad de los alumnos sin perder tiempo.

    Llega el profesor a este chaval, que ya se temía el lío… y el profesor monta un escándalo notable en pleno examen. Algunos alumnos dicen que si, que es el del DNI, pero el profesor no se lo cree. El alumno le dice que hay otros docente que pueden confirmar su identidad, y el profesor acepta, en plan “si quieres llevar la broma hasta esos extremos y comerte un expediente tan grande como La Laboral, tú mismo). Los dos saliero

    Creo que no las tenía todas consigo, ya ceo que el examen era de tarde y no había muchos profesores por ahí. Me parece que fueron a la consergería y el chaval pidió que avisasen a cierto profesor. Nada más llegar, ya entendió lo que pasaba, y confirmó la historia del alumno, y me suena que mencionó a otros profesores de otras asignaturas que dirían lo mismo.

    Asunto solucionado, y vuelta al examen. No se si aprobó o suspendió…

    • Alejandro Aroca García

      Joder… Qué bizarro y curioso… Algo parecido me pasa con el DNI, no tan trágico claro, símplemente en la foto salgo en la etapa “Heavy metal” de la vida y claro, con los pelos no se me reconoce, pero vamos, me veo en esa situación y monto una inolvidable…
      Gracias por compartir tu curiosa historia

  • E Barcos

    Si aumeto 5 kilos más estoy listo para un choque frontal…

  • $$$

    Pues esos pies no estan tan mal….

  • Alejandro Aroca García

    Joder!!! Es como un cruce entre Paquirrín y una liebre!!!