Actualizado 05:06

Michelin, Trackforce y Motorland: ¡trackday en el Bajo Aragón!

 |  @HerraizM  | 

Son las 5 de la mañana. Suena el despertador. A mi lado los cargadores de las baterías de las cámaras centellean. Recuerdo que en el garaje me espera un Subaru WRX STI, salto de la cama. Por delante nos esperan unos cuantos kilómetros tras su volante, tenemos una cita en el circuito de Motorland, en Alcañiz, para acompañar a la gente de Trackforce en un nuevo trackday, una sesión de fotos con el STI, un encuentro con un SEAT León Cupra del que ya daremos buena cuenta próximamente. Es la hora de ponernos en marcha. Vayamos por pasos, ¡rumbo a Motorland!

Retumban los escapes. El que se despierta ahora es el Subaru WRX STI. Hace sólo una semana lo veía quedar 18 en la general en las 24 Horas de Nürburgring, todo un logro, toda una experiencia vivirlo prácticamente codo con codo con el equipo. Hoy su “piloto” soy yo, a mi diestra Juanma se acomoda en el asiento, listo para una nueva jornada de fotos. El depósito esta lleno de gasolina de 98 octanos, hacemos acopio de víveres en la tienda de la gasolinera.

Son más de 400 kilómetros que discurren por carreteras aún desiertas. Sábado y las 5 de la mañana, así son los trackday. El paisaje desértico de Alcañiz, con ese oasis que es el Embalse de la Estanca a los pies del circuito, nos reciben unas cuantas horas después.

El paddock hierve. Aparcamos el STI y acudimos rápido a por nuestros chalecos “reglamentarios” para poder adentrarnos más tarde por los viales del circuito en busca de la galería de fotos. A nuestro alrededor pinta realmente bien el panorama, un panorama, como no podía ser de otra forma, plagado de Porsche.

El número de aficionados que circula alrededor de los boxes es más comedido que en las citas del Jarama, que en las 8000vueltas Experiences, pero el ambiente de puertas para adentro es genial y el elenco de monturas de primerísimo nivel.

Un McLaren MP4 12C, elegante, negro, espera en primera línea con las puertas alzadas, un Renault Clio RS enfila animado el pit lane mientras que uno de los Porsche 911 GT3 cruza la línea de meta. Me encuentro con el nuevo BMW M3, me encuentro con un Nissan 370Z, con un Abarth 500

Trackforce organiza este trackday de la mano de Michelin tal y como ocurre con los amigos de 8000vueltas. Los Michelin Pilot Sport Cup 2 son una excusa excelente para reunir amigos y buenas monturas en un trazado, contando además in situ con el asesoramiento técnico de la marca y precios en promoción, así como un suculento premio para el que más vueltas de al trazado de Alcañiz calzado con neumáticos de la familia Pilot Sport: participar en el Michelin Pilot Sport Day en Paul Ricard con los gastos cubiertos por la propia firma.

Entre los neumáticos expuestos por la firma francesa, a unos pocos metros de su camión de asistencia, reposa un escape Akrapovic destinado al nuevo BMW M4, irremediablemente rememoro su sonido, doy un par de vueltas a su alrededor observando sus acabados. Un bramido, el de un Porsche 911 GT3 R, me devuelve a la acción en la pista.

El paso por el paddock, obligatorio antes de saltar a los viales, antes de empezar con las fotos en pista, nos deja, además de con las primeras fotos, esas fotos de trastienda, del calor del box, de motores a pecho descubierto y cascos reposando sobre baquets, con un encuentro que no esperaba, el de Dani Carretero y el Ginetta G55 del equipo Octane.

Hablamos de la aerodinámica de su montura, quedamos en vernos en unos minutos, tiene que entrar en el Ginetta para saltar a pista. Siempre un placer Dani.

Unos pocos metros más allá, en el box contiguo, dan el último repaso a un Ferrari F430.

El olor, ese olor, a goma, a gasolina y algo de embrague edulcora el aire cálido de Motorland. Volvemos al coche, ponemos rumbo al acceso a uno de los viales e iniciamos nuestro recorrido alrededor de sus más de 5 kilómetros de trazado.

Anchos viales, instalaciones de primera… imposible no añorar un circuito así en Madrid, por mucho que quiera al Jarama, por mucha magia que destile cada gramo de su asfalto, nos hace falta un trazado de primer nivel, un trazado así.

Nos apostamos a final de recta, disfrutamos del sacacorchos… y un estruendo invade de golpe la pista. Se le escucha venir de lejos, muy lejos, un aullido, no es el golpeteo metálico de un Porsche, no es el sonido afinado de un coche de serie… a la salida de una curva se conforma la imagen de un vitaminado 458 Italia… pero no, no es un Italia “cualquiera” y boquiabiertos asistimos a la pasada de todo un Ferrari 458 Challenge.

Uno de los nuevos Clio Cup, un M3 E92 y el delicioso sonido de su V8 atmosférico, 911 de todos los colores y sabores, un Ferrari California, un Clio Sport, varios Sevens…

Volvemos al paddock, se acerca la hora de comer. Me sorprende la buena presencia de “cuatroces”. Un Alfa Romeo 4C blanco espera fuera, uno gris dentro del box principal… me tiene loco el “Elise” de Alfa Romeo.

Un Ferrari 458 Speciale Aperta llega a la hora de comer concentrando la mirada de no pocos curiosos. Se baja la puerta de los boxes para una breve pausa. El buffet nos espera.

Con la primera hora de la tarde se reanuda el baile. Cambio de ruedas, vuelta al ruedo, intercambios de impresiones en cada parada… y nuestras últimas fotografías antes de volver a cargar todos los bártulos en el STI flanqueado en el parking por un Mercedes CLK 63 AMG Black Series y un precioso Porsche 911 930.

Última charla con la gente de Trackforce. Ha sido mi primera vez con ellos, la primera vez que acudo a un evento organizado por ellos y quedo bastante satisfecho con el enfoque que le dan a sus trackdays, apostando por grandes circuitos. Por supuesto también me quedo contento con el nivel de participantes que me he encontrado. Estoy seguro de que no será la última vez que nos veamos.

Ahora sí, hora de arrancar el bóxer del STI, hora de poner rumbo al Delta del Ebro, de dejarnos caer al atardecer por sus playas, preparar nuevas fotos y organizar la siguiente sesión. Hora, en definitiva, de despedirnos de la gente de Michelin, del equipo de Trackforce, de Motorland y atravesar la Tierra Alta, Gandesa, Miravet, discurrir por la ribera del Ebro y alcanzar San Carles de la Rapita. Allí, ya el domingo, nos encontraremos con Sergio con el nuevo SEAT León Cupra de 280 caballos, pero esa es otra historia pendiente de contar en un próximo Diariomotor Altas Prestaciones.

Fotografías por Juanma García Cámara

Lee a continuación: El último McLaren P1 de MSO es digno de todo un superhéroe (o villano) de Marvel

  • .Motorhome.

    Espectacular, parece que se anima más el tema track days en España, aunque sigan siendo algo elitistas.