CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

3 MIN

Así actúa este ingenioso cepo que permite cazar a conductores fugados (vídeo)

David Villarreal | @davidvillarreal | 4 May 2022
Cepo Policia Estados Unidos
Cepo Policia Estados Unidos

Las persecuciones en Estados Unidos son un problema que preocupa, sobremanera, a las autoridades del país norteamericano. Con relativa frecuencia, los telespectadores estadounidenses son testigos en directo, en la televisión nacional, de persecuciones tan hilarantes como la famosa fuga en un Ford Bronco de O.J. Simpson en 1994, que durante casi una hora mantuvo pegados a la televisión a muchos ciudadanos.

De manera que sus servicios policiales se han ido adaptando a lo largo de los años para ingeniar soluciones destinadas a finalizar las persecuciones cuanto antes y minimizar los riesgos que implican, para los agentes, para el resto de conductores y, por qué no, para el propio perseguido.

Una de las ideas más curiosas y efectivas que hemos conocido, y que estos días hemos visto en acción, es el sistema de parachoques con cepo que ya están utilizándose en los vehículos de intercepción utilizados en las persecuciones.

El cepo de intercepción en persecuciones

Estamos ante un sistema que, según su creador, pretende evitar los riesgos que conllevan otras soluciones para detener un vehículo a la fuga, como las bandas de clavos, que pueden provocar accidentes al vehículo fugado y también afectar a los vehículos policiales implicados en la persecución.

El vídeo que puedes ver más arriba, que fue emitido por la cadena FOX 10 de Phoenix, nos muestra la efectividad con la que este cepo permite interceptar un vehículo a la fuga.

Así funciona el cepo de intercepción

Tal y como nos muestran nuestros colegas de Carscoops en este otro vídeo promocional de sus creadores, el sistema consta de una estructura en el parachoques que debe desplegarse cuando el vehículo policial ha alcanzado al fugado.

Posteriormente, se intenta que el eje trasero del fugado pise sobre una cincha en forma de red, que irremediablemente atrapa a la rueda, bloqueando el eje trasero, y que unida al parachoques del vehículo de intercepción detiene al fugado.

Sus creadores defienden que esta solución no solo es más segura que el empleo de bandas de clavos, sino que también evita el empleo de armas letales o que pueden poner en peligro la vida del perseguido o de los agentes.

La compañía creadora de este sistema, denominado Grappler Police Bumper, saca pecho apuntando a que su cepo se utiliza varias veces cada semana, en ocasiones incluso varias veces en un mismo día. Desde que el primer cepo entrase en servicio en 2018, ya se han instalado más de 400 sistemas de parachoques como este en los vehículos de intercepción de la policía.