CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

7 MIN

¿Cómo elegir el aceite adecuado para mi coche? Viscosidad SAE, API, ACEA…

Guia Aceite Adecuado Motor Lubricante Llenado

Incontables son las ocasiones que desde Diariomotor os hemos animado a realizar pequeños mantenimientos y reparaciones a vuestros coches, ya no solo por el ahorro económico, sino también por pura satisfacción personal y pasión petrolhead, porque ¿quién va a cuidar mejor de tu coche que tú mismo?

Ya te has armado de valor y ganas, decido a cambiarle el aceite este año, pero llegan las primeras preguntas: ¿Qué aceite compro? ¿Cuánto necesito? ¿Son todos los 5W40 iguales?… y a darte respuestas a esas preguntas nos vamos a centrar a continuación.

¿Qué tipo de aceite necesita mi coche?

La menera más fácil y cómoda de comprar el aceite para nuestro coche es acudir al Servicio Oficial y pedirlo en el mostrador de recambios, allí sin duda te suministrarán el tipo y cantidad adecuadas, pero igual de fácil es de costosa esta opción, y no por ello nos estamos llevando un lubricante de mejor calidad.

Descartada la opción anterior, el primer paso es consultar el manual de instrucciones de nuestro coche donde obtendremos el dato más valioso de todos: la homologación del fabricante. Todo aceite que cumpla esta homologación significa que reúne las propiedades y requisitos que el fabricante de nuestro coche estima necesarios para el buen funcionamiento del mismo. Esta homologación suele tener códigos como MB 229.1 o MB 229.51 para Mercedes-Benz, VW 507.00 o VW 504.00 para el grupo Volkswagen o LL-01 y LL-04 para BMW. Estas homologaciones van siendo más exigentes a medida que evoluciona la tecnología de nuestros motores, y no solo por aparecer el nombre de tu marca significa que es compatible con tu coche. Por lo general homologaciones posteriores son compatibles con las ya existentes, por ejemplo, puedes usar un LL-04 en un LL-01, pero no al revés. Lo mejor de todo para no tener duda es que compruebes que en la etiqueta de la parte de atrás de la garrafa de aceite aparece la misma homologación que en el manual de tu coche.

Es fundamental que el aceite que elijas cumpla la homologación de tu coche. Para ello consulta el manual de usuario de tu coche, y si no lo tienes, recurre a varios buscadores online de los principales fabricantes de aceites.

Siguiente parada, ¿qué viscosidad SAE elegir? ¿5W-30, 5W-40…? Una vez establecido el filtro de las homologaciones ya hemos descartado varios tipos de aceites, pero aún así podemos dudar entre qué viscosidad elegir, la cual dependerá, entre otros factores, de la climatología de donde nos movamos, tipo de propulsor y uso del mismo. El primer número (xW, con W de winter) nos indica la viscosidad en frío, la que tendría en el momento de arrancar el motor, y el segundo en caliente, a temperatura de funcionamiento. Así, cuanto menor sea el primer número mayor será la fluidez del aceite a baja temperatura, y cuanto mayor el segundo, mayor su viscosidad a alta temperatura.

Por lo general, los tipos más comunes actualmente son los 10W-40 en propulsores con mayor edad (sobre los 20 años), el archiconocido 5W-30 y el 5W-40, sobre todo en motores con mayor kilometraje y desgaste, para evitar un consumo excesivo de aceite ya que un 5W-30 es más fluido a alta temperatura y se filtraría a través de los segmentos y demás componentes. Esta es la razón por la que deportivos de altas prestaciones usan aceites tipo 0W-60 o 10W-60, ya que sus motores giran a tan alto régimen y generan tanto calor que un aceite más convencional no se podría adherir correctamente y trabajar como es debido.

Buscadores de lubricantes de fabricantes: tus grandes aliados

En las páginas webs de las principales marcas de aceite, como Castrol, Motul o Valvoline, puedes encontrar una herramienta muy útil, y es su buscador de aceite. En ellos introduciendo el modelo exacto de tu coche te aparece una lista con los aceites recomendados de sus gama de productos, pero eso no es todo, sino que también te indican la cantidad de aceite que necesitas, un dato muy útil, y en algunos casos incluso te aportan la misma información para el aceite del diferencial, caja de cambio, refrigerante o líquido de frenos.

Pero no creas que esto es una panacea, no tomes la información que proporcionen esos buscadores como ley y compara siempre dos o tres de ellos, ya que en ciertos casos presentan erratas o lagunas. Como punto de referencia, hasta un motor de 2.000 centímetros cúbicos con 5 L debería ser suficiente, y ya que estamos, 2 L litros para el diferencial y 3 L para el cambio (manual).

Curso acelerado en aceites

Si has llegado hasta aquí ya tienes toda la información necesaria para comprar el aceite de tu coche, es más, esos son los pasos que sigo yo, y en ese orden, y hasta el día de hoy cero problemas. Sin embargo, y como el conocimiento no ocupa lugar, aquí va una serie de información extra para que seas todo un experto en la materia:

Aceite mineral, semi-sintético y sintético. Todo aceite está compuesto por una base lubricante y por unos aditivos (antioxidantes, antidesgaste, detergentes…) de forma que esa base puede provenir directamente de un proceso de destilación del petróleo, caso de los aceites minerales, o ser creada en laboratorio, dando lugar a una composición química más estructurada y con mejores propiedades (aceite sintético). Sin embargo, es posible usar una base con mezcla de ambas, la cual recibe el nombre de aceite semi-sintético, y es en este punto donde debes estar atento si no quieres que te den gato por liebre, y comprobar en la etiqueta del embase que aparece “Fully Synthetic” o “100% sintético”, y no expresiones como “tecnología sintética”. Los aceites sintéticos, a pesar de ser más caros y contar con mejores propiedades, no son adecuados para coches muy antiguos (anteriores a 1995), puesto que esos motores necesitan de las propiedades de los minerales para trabajar correctamente.

Un aceite sintético es el que aparece la etiqueta "Fully Synthetic" o "100 % sintético", y no juegos de palabras como "con tecnología o bases sintéticas".

¿Qué son las normas API y ACEA? Además de las normas de homologación de los distintos fabricantes que comentábamos al inicio de este artículo, también hay una serie de ellas propuestas por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Normas ACEA) y por el Americam Petroleum Institute (Normas API).

Normas ACEA. Se distinguen tres grupos, el “A” para motores de gasolina, el “B” para diésel ligeros y la “C” para motores con catalizadores y sistemas de tratado de gases de escape, tanto en diésel como en gasolina. Básicamente los A y B son previos a la Euro 4, y el C pos-Euro 4. Así, esta norma se expresa de la forma ACEA AX/BX o ACEA CX, donde la A,B o C se refiere al grupo al que pertenece y el número a las características de servicio y mantenimiento.

Normas API. Indican la calidad del aceite, distinguiendo entre los motores gasolina (S) y los diésel (C), acompañando a esta letra una segunda que es el índice de calidad, siendo mejor cuanto más avanzada esté esta letra en el abecedario. Por ejemplo, un aceite para gasolina API SM es mejor que uno API SJ, al igual que un API CJ-4 para diésel es mejor que un API CH-4.

Más artículos en Diariomotor sobre aceites:

- Desmontando mitos: ¿De verdad protege más el motor un aceite lubricante caro que uno barato? - ¿Por qué consumen aceite los coches? Mitos y dudas, solucionados - El motor de tu coche está en peligro: ¿por qué no debes jugártela a la hora de cambiar el aceite? - ¿Consume aceite mi coche diésel? Cómo detectar averías y prevenir más problemas - Cómo revisar el nivel de aceite del coche: la guía definitiva - 5 razones por las que tú mismo deberías cambiar el aceite a tu coche - Cómo se produce el gripado de un motor y cómo evitarlo