CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

La FIA y Siemens trabajan para acabar con los aficionados irresponsables en los rallyes

Iván Fernández | 4 Abr 2019
citroen-racing-wrc-2019-corcega-rallye
citroen-racing-wrc-2019-corcega-rallye

La FIA anunciaba a principios del mes de marzo que había establecido como una de sus prioridades el aumentar la seguridad en los rallyes. No se podían permitir más brechas, aficionados poniendo en riesgo su propia integridad y la del resto o acciones que puedan destruir la imagen de la disciplina. Se hacía público entonces el nacimiento de un nuevo proyecto conjunto con el fabricante alemán, Siemens, con el que se buscaba crear un nuevo dispositivo que detectara a los espectadores mal situados en las cunetas de los tramos.

En aquel momento Jean Todt apuntó a que esto no solo podría ayudar a los rallyes, sino que también permitiría seguir evolucionando “Road Safety”, programa en el que la FIA ha destinado muchos recursos para aumentar la seguridad en carretera, tanto de los conductores como del resto de usuarios: “este acuerdo entre Siemens y la FIA sobre un proyecto de investigación y desarrollo que utiliza las últimas tecnologías de deportes de motor y de transporte urbano nos permitirá hacer las especiales más seguras e influir significativamente en el desarrollo del transporte en las ciudades”.

Tras este anuncio realizado en el Salón del Automóvil de Ginebra, se ha esperado para conocer más detalles acerca de cómo se empleará la tecnología para tratar de acabar con los aficionados mal situados. Especialmente uno de los grandes problemas se produce en las zonas en las que los delegados de seguridad y aparentemente todos están correctamente colocados, pero que aprovechan el paso de la caravana de coches de la organización para situarse en lugares peligrosos o muy cercanos a la carretera/pista.

Queremos usar cámaras OnBoard para trabajar en el reconocimiento de imágenes para ver si hay una diferencia entre cuando el coche de seguridad pasa por una ubicación y el primer coche en competición del rally. A menudo, declaramos que el área es segura y luego algunos espectadores regresan a áreas peligrosas. Por lo tanto, es importante detectar constantemente este cambio por medio de cámaras en el primer vehículo, luego monitorizar de cerca los siguientes coches para asegurarse de que nada haya cambiado en el entorno del espectador - Stuart Robertson a AUTOHebdo

Otra de las posibilidades que se está barajando es la de aprovechar las nuevas tecnologías que la mayoría llevamos en nuestros bolsillos y poder cuadrangular la posición de los espectadores irresponsables a través de la localización de dichos Smartphones, incluso de seguir sus movimientos con drones u otros sensores (seguramente térmicos o de radiofrecuencia). A partir de detectar esta brecha de seguridad, se debería desplegar el procedimiento para terminar con dicho peligro, desplazando a un comisario o autoridades mientras se gestiona una ‘slow zone’ para los coches o se neutraliza la especial.

Imágenes como la del pasado Rally de Australia, con un espectador sacando una foto a solo centímetros de la pista han dejado boquiabiertos a propios y extraños ante una problemática que la FIA quiere hacer extensible también a campeonatos nacionales y regionales, utilizando en este caso el WRC como ejemplo. En España ya están implementándose nuevas iniciativas como la vista durante el Sierra Morena, en la que el Coche 0 pasó cada 30 minutos durante la disputa del shakedown y no se descarta que podamos ver algo parecido en los tramos para mantener a la gente controlada y que no haya el habitual movimiento de aficionados después de ver el paso de los primeros coches.

Vía | AUTOHebdo