Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

Scott McLaughlin ganó en Pukekohe Park y establece un nuevo récord

El pasado fin de semana se disputaron las dos fechas que conforman el Auckland SuperSprint, en el circuito de Pukekohe Park, fechas 23 y 24 del calendario del Supercars, y allí Scott McLaughlin ganó el domingo, así que alcanzó su victoria 17 de la temporada, dejando atrás el registro anterior que llegó a ostentar Craig Lowndes desde 1996. El sábado la victoria correspondió a Shane van Gisbergen, quien se mantiene segundo en el campeonato.

La victoria de McLaughlin también representó un récord particular para Penske ya que el piloto neozelandés se convirtió en el mayor ganador del equipo en una temporada, privilegio que tenía Mark Donohue. Más allá de las celebraciones, la carrera estuvo signada por la polémica ya que Jamie Whincup, Shane van Gisbergen, Chaz Mostert y el mismo McLaughlin rodaban en los primeros lugares, pero Whincup adelantó su parada en los pits y justamente cuando salió se encontró detrás del Safety Car, que había ingresado a la pista porque el Holden Commodore de David Reynolds se apagó.

En su desesperación, al ver que se esfumaban sus opciones de ganar, Whincup sobrepasó al Safety Car ya que, según su percepción, consideraba que no estaba reteniendo al líder ni permitía el organizar a los competidores de acuerdo a sus posiciones. Tal maniobra trajo como consecuencia un castigo que terminó de hundirlo, al punto de cruzar la meta en el puesto 16.

Justamente el gran beneficiado de toda la confusión fue McLaughlin, quien en primera instancia no pareció tener el ritmo para ganar, pero cuando se tiene la suerte del campeón todo sale bien. McLauglin aguantó a Shane van Gisbergen y esperó por el banderazo a cuadros. Tercero llegó Chaz Mostert, cuarto Nick Percat y Todd Hazelwood completó los mejores cinco de la jornada.

En palabras de Scott McLaughlin:

Fue increíble. De hecho, olvidé por completo que lo había hecho. Simplemente me sentí bien en la carrera, todo salió bien. Afortunadamente, vimos cuando salió el Safety Car e hicimos una vuelta más para no haber confusión. No me gusta ganar así, pero es cosa de la suerte, hay días en que la tienes y días en que no.

Vía | Speedcafe

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable