CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Zandvoort estrenará un peralte propio de un óvalo estadounidense para la Fórmula 1

Víctor Forner | 16 Nov 2019
f1-zandvoort-peralte
f1-zandvoort-peralte

La Fórmula 1 estará de vuelta la temporada que viene al mítico circuito de Zandvoort. Cuando se hizo el anuncio, ya se comentó que se realizarían algunos cambios para favorecer el espectáculo y conseguir la homologación de la FIA, y conseguir subir de grado 2 a grado 1, para poder albergar el Gran Premio. Robert van Overdijk, CEO del circuito, comentó recientemente algunos de los cambios que se realizarán, con un concepto único en Europa.

La última curva va a ser sin duda la parte más espectacular del circuito. Tendrá un peralte del 32%  [18º]. La diferencia de altura entre la parte interior y la exterior será de unos cuatro metros y medio. Es una diferencia considerable. Estamos haciendo una curva americana en un circuito europeo. Es algo único.

Estos 18 grados son un peralte más que considerable, propio de los óvalos estadounidenses. siendo el doble de inclinación que Indianápolis. Para encontrar curvas con ese peralte, hay que irse hasta circuitos como Chicagoland o Michigan, circuitos habituales en la NASCAR y la IndyCar. En Europa, los dos únicos grandes ovales construidos recientemente, Lausitzring y Rockingham, apenas llegan a los 8º, por lo que será sin duda algo único. Actualmente, la mayor curva peraltada europea se encuentra en el óvalo de Venray, que se va hasta los 25º. Pero este no será el único cambio, como comenta van Overdijk.

La tercera curva [Hugenholtz] también va a ser peraltada para la carrera de F1. Será parabólica y permitirá que dos coches vayan en paralelo por ella. El peralte variará entre los 8 y los 18 grados para ello. Por supuesto que Zandvoort es un circuito histórico. Pero si quieres mantener el circuito tal y como era en su día, es porque piensas que lo antiguo era siempre mejor. Y por supuesto que eso no es así. No estoy preocupado por ello.

A seis meses de la carrera, poco tardaremos en ver las primeras imágenes de los trabajos realizados en Zandvoort, criticados por los más puristas. Otra de las preocupaciones que surgen con estos nuevos peraltes son los neumáticos, teniendo en mente lo sucedido en la última carrera que se disputó en el año 2005 en Indianápolis.