Que un fabricante diseñara y construyera coches que acabaran vendidos a distintos equipos era algo bastante común a lo largo de los años 50 y 60, con algunos casos ocasionales en la década de los 70. Pero la reutilización de coches de Fórmula 1 alcanzó su cénit con el curioso Arrows A23, una máquina que no era puntera en 2002 -temporada que además no pudo finalizar- y que aún llegó a competir en 2006 tras sufrir varias modificaciones para adaptarse a las nuevas normativas técnicas de la categoría reina.

Continuar leyendo »

En la página racecarsdirect aparece en venta un Arrows A21, asignado a Jos Verstappen, que participó en el campeonato del 2000. De este coche se habló, sobre todo de Eghbal Hamidy quien fue el responsable de revisar su aerodinámica, en un artículo sobre el Jordan EJ12. El A21, Chasis 06, que también fue utilizado a principios de 2001, está totalmente funcional, ahora equipado con un motor Hart V10, y piden por él unos 339.000 euros.

Continuar leyendo »

Si hay algo que define la actividad de Porsche en el mundo de las carreras es el éxito. Sus participaciones en el mundo de las carreras han estado definidas por los buenos resultados, los triunfos en Le Mans como mayor exponente. Pero ocasionalmente, incluso una gran marca como Porsche puede llegar a sufrir malos resultados, fruto de una mala planificación o incluso de malas decisiones. Aunque con McLaren llegaron a ganar títulos de Fórmula 1 usando sus motores turbo, pocos años más tarde las cosas se torcieron con Footwork.

Continuar leyendo »

De primer piloto y campeón con la poderosa escudería Williams Renault a defender el título con Arrows Yamaha, un equipo casi en ruinas y que jamás ganó una carrera. Damon Hill todavía mira hacia atrás con nostalgia porque su situación, tras obtener la corona, fue de un desasosiego tal que le tomó algún tiempo asimilar todos los hechos. Un campeón mundial que fue dejado en libertad y que además no pudo asociarse a tiempo con una escudería de primer nivel.

Continuar leyendo »

Tras revisar los cinco coches más recordados de las cuartas diez marcas de esta sección, llega el momento de realizar las votaciones y elegir cinco coches de competición de estas marcas que no entraron en sus respectivos repasos. Desde hoy hasta el próximo miércoles día 30 de diciembre, os invitamos a todos a dejar vuestras sugerencias en la sección de comentarios de este mismo post.

Continuar leyendo »

Arrows es uno de esos constructores de Fórmula 1 que pasan a la historia por méritos propios a pesar de no haber ganado nunca un gran premio. Hubo podios aunque fueron pocos a lo largo de sus 25 años de historia en la categoría reina. Del debut en color dorado en 1978 se pasa al naranja y negro de la temporada de 2002, la cual no pudieron terminar. Arrows fue uno de los equipos conocidos por sobrevivir muchos años a pesar de estar en la zona baja de la clasificación. Pero Arrows tuvo buenos años en competición. Con prácticamente la misma edad que el equipo Williams, puede que los resultados fueran distintos pero siempre tuvieron fieles seguidores.

Continuar leyendo »

La arqueología depende en gran parte de un experto tan conocedor del tema en cuestión que sabe qué es lo que tiene que buscar y dónde debe buscarlo incluso sin haberlo visto nunca. Es cuestión de primero teorizar sobre qué debe ser encontrable y luego buscarlo. La "arqueología" deportiva no es muy distinta, aún cuando a veces se excava sobre sucesos acaecidos hace poco más de una década. Es el caso de Phoenix Finance F1 / DART Grand Prix, un equipo fantasma que intentó entrar en la Fórmula 1 en 2002 y del que se tiene muy poca información.

Continuar leyendo »

Al culminar la temporada de 1965, la FIA estableció que al año siguiente la Fórmula 1 pasaría de utilizar motores de 1.5 Lts a 3 Lts, situación que preocupó a las escuderías privadas más competitivas, entre ellas Brabham, cuyo proveedor habitual, Coventry Climax, propuso el retorno del FPF MKII 4 en línea de 2,8 Lts, motor utilizado por Jack Brabham en su Cooper T53 durante las 500 Millas de Indianápolis de 1961. Pero el gran piloto australiano tendría un plan alternativo, acudir a Repco, empresa dedicada a la ingeniería automotriz, y lanzarse a la aventura de construir un motor de Fórmula 1 a partir de un V8 convencional que la marca norteamericana Oldsmobile montaba en el coche Cutlass. Se originó así lo que se conoce como motor rebautizado o re-badged.

Continuar leyendo »

El Footwork Arrows FA15, chasis número 3, que pilotó Christian Fittipaldi en la temporada de 1994 fue puesto a la venta hace unos meses y por él piden 98.500 euros. A simple vista destaca un "pequeño detalle", está pintado como si fuera un Ferrari 412 T2 de 1995, debido, según sus propietarios, a que fue utilizado con fines publicitarios.

Continuar leyendo »

23 de julio de 2015