Damon Hill y la inexplicable defensa de su título

 |  @X3Humberto  | 

De primer piloto y campeón con la poderosa escudería Williams Renault a defender el título con Arrows Yamaha, un equipo casi en ruinas y que jamás ganó una carrera. Damon Hill todavía mira hacia atrás con nostalgia porque su situación, tras obtener la corona, fue de un desasosiego tal que le tomó algún tiempo asimilar todos los hechos. Un campeón mundial que fue dejado en libertad y que además no pudo asociarse a tiempo con una escudería de primer nivel.

Hill recordó que en el verano de 1996, Frank Williams se le acercó para decirle que no renovaría su contrato porque ya había firmado al alemán Heinz Harald Frentzen en su lugar. Tales palabras le dejaron frío y sus optimistas perspectivas se desplomaron. Aunque también él llegó para sustituir a Nigel Mansell, quien luego de ser campeón en 1992 también fue objeto de la misma jugada por parte de Frank Williams.

Sin embargo, lo que más daño hizo fue la tardanza en anunciar que no contarían con él porque cuando se enteró ya no habían opciones disponibles en equipos competitivos, así que no tuvo más remedio que tomar la alternativa menos mala entre todas las disponibles y esa era Arrows, escudería que jamás había ganado una carrera en los 20 años desde su fundación.

Fue una extraña mezcla de emociones porque no tenía cómo defender el título. Tenía varias opciones, pero todas eran de equipos de segunda o tercera línea. Arrows no era un nuevo equipo, no era exitoso, pero tuve que aceptar. Yo sabía que si no firmaba con ellos tendría que esperar y tal vez no tendría más ofertas.

Hill admitió que su decisión por Arrows se debió principalmente porque Tom Walkinshaw lideraba el proyecto, también el diseñador John Barnard y los nuevos neumáticos Bridgestone fueron elementos de peso para querer unirse al equipo. Pero su temporada de 1997 no resultó como esperaba y más cuando era el campeón, así que empezó a acumular decepciones. Clasificó en el vigésimo lugar para el Gran Premio de Australia y para colmo se retiró en la vuelta de formación. Posteriormente encadenó una racha de cinco retiros.

Es para el Gran Premio de Gran Bretaña, novena carrera del calendario, cuando obtiene su primer punto al culminar en la sexta posición a más de un minuto de diferencia con respecto al ganador, Jacques Villeneuve con Williams. Pero fue en Hungría cuando pudo demostrar que el piloto sí puede estar por encima del coche. Aquel día, Damon Hill casi gana la carrera. Pero luego no pudo hacer nada más. De ganar en ocho ocasiones en 1996, acumulando 97 puntos, pasó a quedar en el décimo segundo lugar, con solo siete puntos, en la temporada de 1997.

Tomé un riesgo, pero el conjunto tenía cierto potencial porque no creo que lo visto en Hungría fue casualidad. Estuve de vuelta en el podio. Tom [Walkinshaw] me dijo que me quería en el equipo porque me necesitaba para ganar y casi lo logramos. Después pensamos que íbamos a tener ventaja con Bridgestone pero no fue así. El Arrows de 1997 fue en realidad un coche decente pero el motor tampoco nos ayudó.

Vía | motorsport total

Lee a continuación: Adrian Newey no es muy optimista con el panorama de Red Bull

  • Jacobo87

    Por aquel entonces FW creía que los coches que salían del lápiz de Newey, podían ganar sin importar mucho quien los condujera. Así salieron de Williams Mansell, Prost y Hill con el número 1 bajo el brazo. En realidad, la no renovación de Hill se fraguó en 1995; cuando con un coche superior, Hill no pudo plantar cara y fue arrasado por el Benetton-Renault de Schumacher. Ahí, a ojos de Frank Williams, el británico perdió gran parte de su crédito. Encima Villeneuve plantó cara a Damon por el título de 1996, siendo solo un rookie y HH Frentzen tenía muy buen cartel por sus años en el junior team de Mercedes; expectativas que nunca pudo colmar en el equipo de Grove.

    Respecto a proyecto de Arrows; parecía prometedor. Tom Walkinshaw cambió la estructura existente del equipo Footwork-Arrows, trajo varios sponsors como Danka y se aseguró los nuevos neumáticos Bridgestone. Con Hill de líder de filas y Pedro Diniz poniendo el dinero, el proyecto parecía prometedor. Al final el talón de Aquiles fue el poco potente motor Yamaha V10. Damon escapó al año siguiente a Jordan y las aspiraciones de Arrows volvieron a ser más modestas.

    • Humberto Gutiérrez

      Saludos Jacobo.

      A favor de Damon Hill se debe decir que llegó a Williams como piloto provisional y de un día para otro, tras la muerte de Ayrton Senna, se convirtió en el líder del equipo. Ante la contingencia creo que lo hizo de forma decente, aunque no pudo sentenciar los títulos de 1994 y de 1995.

      Lo de Arrows es otro asunto. Desde que inició la temporada se veía que no iban para ninguna parte, de allí la heroica actuación de Hill en Hungría.

      Y lo de Frank Williams ya es fobia a los campeones. Pensar que retuvo a Jacques Villeneuve y desde entones nunca más han vuelto a lucir el dorsal número 1.

  • MWP

    En una de las biografías sobre Williams, Alan Henry explica que fue Elf la que decidió que no quería a Mansell bajo amenaza de reducir al mínimo su (ya reducido) aporte al equipo, y que a Renault tampoco le hacía gracia. Frank Williams estaba de manos atadas. Un equipo con motor francés, con patrocinador tecnológico francés y con Alain Prost firmado no creo que quisiese a un tío conocido por haber tenido problemas en todos los equipos donde había estado, sin ningún tipo de habilidad en los temas políticos y del que solo Keke Rosberg había hablado bien…

    Y, bueno, eso de que Damon había llegado como piloto profesional es más que discutible…

    • Chaman

      Eso fue así, ni ELF ni Renault ni Prost quisieron tener a Mansell ni a Senna, luego cuando Senna hizo aquella brillante rueda de prensa descalificando a Prost, fue cuando Prost se desdijo y dijo que podía correr con Mansell pero no con Senna, pero Mansell paso de la humillación y se fue a la Indy.

      En cuanto a que daba problemas…más bien eran Piquet y Prost los que causaban problemas a Mansell, sí algo cuentan siempre todos era precisamente que parecía bobo y que le importaba más el golf que otros temas, el mismo Hill lo explica que compartió box con ambos, mientras Senna se ofuscaba con los ingenieros en buscar cualquier cosa para mejorar, Mansell se bajaba con el mejor tiempo decía un «esta bien» y se iba a jugar a golf, eso es ser pasota, no problemático.

      • SCH7

        Piquet no era problemático, sino provocador. Se empecinó en sacar de quicio a Masnell y creo que le salió bastante bien. En cuanto a Prost, creo que no era conflictivo, pero tampoco toleraba a los conflictivos, como pasó cuando compartió equipo con Senna. Ayrton, mal que me pese ya que está entre mis predilectos, si era muy conflictivo, queriendo siempre hacer girar el equipo en torno a él. Esto fue lo que no toleró Alain, que daba guerra cuando se lo pedían.

  • Pingback: En Williams la prioridad es el coche, por ello descartan fichar a Fernando Alonso()

  • Pingback: El curioso caso de Pedro de la Rosa: un piloto infravalorado en la pista, pero un deportista 10 fuera de ella()