La reiterada negativa de Lewis Hamilton a utilizar el número 1 que tradicionalmente ha identificado a los campeones en el automovilismo obedece a una razón supersticiosa ya que el piloto inglés le atribuye una naturaleza mística al número 44. No es para menos, Hamilton exhibió el número 1 en la temporada 2009 y apenas ganó en par de ocasiones ese año y fue hasta portar el número 44 cuando volvió a recuperar el título y se ha mantenido como centro de atracción. Por supuesto que estos asuntos subjetivos no soportan un análisis lógico, pero al revisar la historia de la Fórmula 1 se pueden hallar casos puntuales de pilotos que tras proclamarse campeones inmediatamente vivieron sus peores temporadas.

Continuar leyendo »

Hay eventos que despiertan el interés del mundo entero, a nivel deportivo. A veces, son las peores circunstancias, las que elevan la popularidad de una competicion que ya podía ser algo muy grande. Eso es lo que le ocurrió a la Fórmula 1 en un 1994 repleto de situaciones que bajo cualquier prisma serían consideradas como muy malas... y aún así, despertaron una pasión desmesurada por el campeonato. El fallecimiento de Roland Ratzenberger y Ayrton Senna el mismo fin de semana, el grave accidente de Karl Wendlinger en Mónaco y Andrea Montermini en Barcelona, las discutibles sanciones a Michael Schumacher, los rumores sobre ayudas al pilotaje ilegales en el Benetton B194... todo ello, culminando con una última carrera en la que el toque entre los dos candidatos decidió el título a favor del alemán. El primer duelo entre Michael Schumacher y Damon Hill llegó a su fin en Australia pero antes de ello, Jerez tuvo un papel crucial.

Continuar leyendo »

El campeón de la temporada 1996 suele realizar reflexiones muy interesantes, no solo bajo su faceta de comentarista para la cadena Sky, sino también a modo personal, cuando expone su pensar ante situaciones inherentes a la Fórmula 1. Esta semana, Hill manifestó que Daniel Ricciardo debería tener mucho cuidado a la hora de afrontar sus negociaciones para firmar un nuevo contrato ya que si cae en un juego de intrigas con Red Bull, sin tener una propuesta seria en otra parte, la jugada podría salirle muy mal.

Continuar leyendo »

Un debut en la Fórmula 1 con el mejor equipo, logrando la pole y liderando la mayor parte de la primera carrera en la que uno compite en la categoría reina. Parecería el debut soñado para cualquier piloto y Jacques Villeneuve llegó a ese punto de forma absolutamente sorpresiva en el GP de Australia de 1996 aún a pesar de sus éxitos en América. Pero desafortunadamente para él y para lo que habría sido una historia sensacional, problemas técnicos hicieron que tuviera que ceder ante el empuje del siempre tenaz Damon Hill. El británico firmó así su primera victoria del año que le vería proclamarse campeón. Mientras tanto, Villeneuve tuvo que conformarse con ser 'solo' segundo. Williams logró un doblete que dejaba entrever la temporada que estaba por llegar.

Continuar leyendo »

Los canales norteamericanos no se romperán mucho la cabeza para transmitir la Fórmula 1, en cuanto a formar grupos de narradores y comentaristas, y además desplazar equipos técnicos a los circuitos. Simplemente utilizarán la cobertura integral de las carreras proveniente de Sky Sports, incluyendo su antesala y programación especial, para reproducirla en sus distintos medios.

Continuar leyendo »

La temporada 1996 de Fórmula 1 trajo consigo el retorno al dominio de Williams, después de dos años en los que Michael Schumacher hizo acopio de todo su talento para convertirse en bicampeón del mundo. A pesar de estar en el equipo británico desde 1992 como probador y 1993 como uno de sus pilotos oficiales, Damon Hill no era aún campeón y había quien empezaba a dudar sobre su talento. La primera carrera de 1996 no hizo mucho para frenar a quien dudaba del inglés, pues un debutante como Jacques Villeneuve le había dado trabajo. Pero la segunda carrera del año en Interlagos fue algo distinto. Allí, el hijo de Graham Hill demostró estar a la altura de las circunstancias y en un día complicado se impuso para poner su candidatura para el título sobre la mesa.

Continuar leyendo »

La temporada 1996 de Fórmula 1 fue algo único, con una importante cantidad de elementos que convirtieron lo que podría haber sido —y en parte fue— un dominio de Williams en una temporada interesante y variada. Sí, es cierto que la categoría vivió básicamente de la pelea entre los dos pilotos del equipo de Sir Frank Williams, pero hubo distintos ganadores y un nuevo campeón al terminar el año. De hecho, se produjo un mediático duelo entre dos hijos de leyendas de la Fórmula 1. Cualquiera que hubiera triunfado sobre el otro, habría hecho historia a su manera y al final fue Damon Hill quien en Japón se proclamó campeón del mundo. El británico se convirtió en el primer hijo de campeón en lograr emular a su famoso padre, algo que solo Nico Rosberg ha replicado.

Continuar leyendo »

La nueva decoración de color rosa de Force India ha causado furor en la Fórmula 1. Aunque sí hubo coches con detalles de color rosa y hasta pilotos con cascos rosas, pocos monoplazas de la categoría reina han usado una decoración que use este color predominantemente. El último en hacerlo fue el Brabham BT60 que cerró la historia de este legendario equipo allá por el ya lejano 1992 tras varios años de declive y sufrimiento sin apenas dinero para estar en la parrilla. Finalmente, el telón cayó con una decoración muy curiosa.

Continuar leyendo »

A lo largo de los más de 60 años de la historia de la Fórmula 1 "sólo" ha habido tres pilotos con el apellido "Hill" en competir. Curiosamente y contrariamente a lo que podría parecer lógico, no todos ellos tenían relación familiar -aunque dos de ellos sí- y tampoco eran todos del mismo país -una vez más, dos de ellos sí-. En lo que sí coincidieron los tres pilotos es en varios elementos importantes a la hora de juzgar lo importante de su presencia en la competición en términos históricos.

Continuar leyendo »

El dorsal número 0 que Damon Hill lució en las temporadas de 1993 y 1994 de Fórmula 1 está entre algunos de los elementos más míticos de la historia de la categoría reina y aunque no a la altura del 27 de Gilles Villeneuve o el "Red Five" de Nigel Mansell, ciertamente es un dorsal muy recordado más allá de los dos años en que apareció en la carrocería del Williams del piloto británico. Pero en una ocasión, a alguien se le ocurrió llevar el asunto más allá y aprovechar el tirón que podía tener un dorsal tan curioso.

Continuar leyendo »