Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Damon Hill sugiere a Daniel Ricciardo actuar con cautela en su negociación contractual

El campeón de la temporada 1996 suele realizar reflexiones muy interesantes, no solo bajo su faceta de comentarista para la cadena Sky, sino también a modo personal, cuando expone su pensar ante situaciones inherentes a la Fórmula 1. Esta semana, Hill manifestó que Daniel Ricciardo debería tener mucho cuidado a la hora de afrontar sus negociaciones para firmar un nuevo contrato ya que si cae en un juego de intrigas con Red Bull, sin tener una propuesta seria en otra parte, la jugada podría salirle muy mal.

Red Bull ya aseguró los servicios de Max Verstappen hasta el término de la temporada 2020, sin embargo, en cuanto a Daniel Ricciardo, cuyo contrato expira este año, muy poco se sabe. El piloto australiano ha sido ficha de Red Bull desde 2009 y, según estima Hill, los rumores de que es pretendido tanto por Mercedes como por Ferrari podrían atentar en su contra si no existe un preacuerdo ya pactado, porque si no son ciertos no tendría otra opción sino resignarse y aceptar lo que Red Bull le ofrezca.

Hill sin duda sabe de lo que habla ya que en la temporada de 1996, justamente cuando alcanzó el título, se quedó esperando a que Frank Williams le ofreciera la renovación, incluso en ese período se dio el lujo de dar una negativa a McLaren. Pero muy tarde se dio cuenta de que nunca hubo intenciones de retenerlo en Williams y casi sin margen de maniobra tuvo que recalar en el equipo Arrows. Por tal razón, señala que estas incertidumbres contractuales resultan dañinas porque mientras más tiempo transcurra, y no se llegue a ninguna parte, el piloto reduce su capacidad de concentración para las carreras por estar pensando en su futuro laboral.

También se refirió a esa situación particular cuando el equipo sospecha que el piloto no desea renovar, lo que resulta en una repentina baja de forma o ausencia de resultados. Y es que las escuderías no conceden privilegios a quienes se marchan a un equipo rival para así evitar transferencia de información, sobre todo en lo que respecta a diseño e ingeniería. De allí que Hill infiera que si Ricciardo muestra un descenso inesperado en su rendimiento a lo largo de la temporada, es casi seguro que el próximo año no esté en Red Bull.

Lo de [Daniel Ricciardo] es una situación complicada porque en la Fórmula 1 los pilotos caducan en un abrir y cerrar de ojos, él debería saberlo. Es difícil, creo que no podría ser peor, debería ir a hablar con Mark Webber y obtener algunos consejos. Es obvio que [la incertidumbre de contrato] sí [afecta tu carrera] porque al no saber cuál es tu futuro no puedes concentrarte en el presente.

Vía | Speedcafe