Solo cuatro pilotos galeses han competido en carreras de Fórmula 1, siendo tres de ellos mundialistas y dos capaces de sumar puntos en el Campeonato del Mundo. De estos dos, solo uno logró ganar una carrera, aunque esta llegó en una cita no puntuable como fue la Race of Champions de Brands Hatch en 1975. Se trata del inconfundible Tom Pryce, un talento que desafortunadamente nos fue arrebatado demasiado pronto. Pero en una de las carreras de casa que no pertenecían al mundial, este joven que hablaba solo galés de niño y que llegó a la Fórmula 1 para impresionar logró una victoria batiendo a auténticas estrellas de su época. La Race of Champions de 1975 no decepcionó y en una época repleta de pilotos británicos, el triunfo se quedó en casa de nuevo. Más allá de ello, Tom Pryce batió a John Watson para completar un doblete británico que hizo muy feliz al público.

Continuar leyendo »

A lo largo de los años 70, la curiosa normativa de la Fórmula 1 que permitía una carrera por país en el Campeonato del Mundo tenía un efecto singular en Gran Bretaña, con citas no puntuables anualmente. Estas siempre atraían a equipos locales que no podían clasificarse para el mundial pero sí en pruebas menos concurridas. A pesar de todo y con algunos resultados inusuales, también había carreras con ganadores más habituales. Fue el caso de la Race of Champions de 1977, en la que James Hunt logró la victoria para lucir el dorsal número 1 que le acreditaba como campeón de la temporada anterior. El británico se encargó de liderar una armada de pilotos locales que coparon el top 10, con alguna limitada excepción.

Continuar leyendo »

A lo largo de los más de sesenta años de historia de la Fórmula 1, la categoría ha visto todo tipo de ganadores, desde el más esperado al más sorprendente. En 67 temporadas y más de 900 Grandes Premios disputados a día de hoy, ha habido tiempo de ver todo tipo de carreras con todo tipo de resultados. Pero una debe estar por encima de las demás con el título honorífico de ser la victoria y el doblete más inesperados de la historia. Desafortunadamente para ellos, parece difícil que sea algo que McLaren pueda repetir este 2017.

Continuar leyendo »

Los dorsales conllevan en la Fórmula 1 grandes historias, a menudo más dirigidas al público más puntilloso que a las grandes masas. Aún así es innegable que hay algunos casos que pueden resonar más con el público general. Quizás por ello resulta curiosa la mención del último falso número uno o en otras palabras, el último piloto que compitió con el dorsal número 1 sin haber sido campeón del mundo el año anterior.

Continuar leyendo »

La historia de McLaren y Marlboro comenzó en 1974 y finalizó en 1996, llegando en ocasiones a perseguir opciones un tanto inusuales a la hora de promocionar sus productos. Pero no en todas las carreras fue la tabacalera el patrocinador principal del equipo ya que entre 1978 y 1979, en tres grandes premios McLaren lució mayoritariamente los colores de la marca de cerveza alemana Löwenbräu.

Continuar leyendo »

El ex piloto de McLaren recordó que en su época junto al equipo inglés también atravesó una seria crisis de resultados y fue a partir del segundo año trabajando en conjunto cuando pudieron observar los progresos que posteriormente transformaron a la escudería en una de las mejores de la década de los ochenta. Es por ello que, para evitar otra vergonzosa temporada como la reciente, Watson sugiere a McLaren prudencia a la hora de fijar objetivos.

Continuar leyendo »