Hoy nos salimos un poco del guión en nuestro repaso a las carreras no puntuables de Fórmula 1 para centrarnos en un evento no puntuable que en ningún caso fue organizado como una carrera. El Gunnar Nilsson Memorial Trophy de 1979 cuenta con el honor de ser la única cita de la categoría reina en haberse disputado únicamente como contrarreloj, sin carrera tradicional programada. De esta forma, el vencedor era simplemente el piloto que lograra el tiempo más veloz en el número de vueltas estipulado e igual para cada participante. En este evento celebrado como homenaje al piloto sueco Gunnar Nilsson, la victoria fue para Alan Jones en la primera competición de Fórmula 1 en Donington Park. Aunque el circuito había sido recientemente restaurado y se usaba para carreras de Fórmula 2 y Fórmula 3 y para pruebas de Fórmula 1, no sería hasta 1993 que acabaría teniendo lugar un Gran Premio puntuable para el Campeonato del Mundo.

Continuar leyendo »

Cuando el Pacto de la Concordia llegó a la Fórmula 1 y trajo consigo el primer Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de verdad, la categoría cambió para siempre. Hasta entonces la competición se había caracterizado por la presencia de marcas con sus equipos oficiales, constructores ingleses con motores cliente y equipos privados que desde 1950 en adelante fueron perdiendo importancia poco a poco. Lo que en los años 50 era común y en los años 60 permitía destacar -Jo Siffert ganó con un Lotus del equipo de Rob Walker-, en los 70 fue declinando y en 1980 tocó a su fin.

Continuar leyendo »

Cuando uno piensa en las mujeres y la Fórmula 1, no suele pensar en pilotos capacitadas y lo suficientemente duras para estar en un Gran Premio por derecho propio. Pero lo cierto es que las hubo y una de ellas, Desiré Wilson, lo había tenido todo de cara para destacar pero un Williams accidentado echó al traste sus opciones. Tras lograr ganar una carrera del campeonato británico de Fórmula 1 en Brands Hatch en 1980, se empezó a gestar una llegada al mundial.

Continuar leyendo »

Los títulos de campeón del mundo de Fernando Alonso están aún frescos en la memoria colectiva y demasiado a menudo son referenciados como los primeros títulos de Fórmula 1 para un piloto español. La realidad es que la clave de la frase está en especificar que se trata de dos títulos mundiales, porque de hecho España ya tenía a un campeón de Fórmula 1 antes de que el piloto asturiano hubiera nacido.

Continuar leyendo »

La Fórmula 1 está llena de rarezas, con algunos coches provenientes de otras categorías como en algún caso de modelos de BMW y Porsche llegando a competir en grandes premios, cuando la normativa se centraba principalmente en el motor y peso. Pero los monoplazas de Fórmula 1 raramente han podido ser utilizados en otras categorías por lo único y especial de sus características. Algunas de las excepcionas más famosas mandan a los Fórmula 1 a la Can-Am norteamericana.

Continuar leyendo »

A algunos podría parecerles que la historia de Williams es, como marca dedicada exclusivamente al mundo de la Fórmula 1 salvo colaboraciones concretas, demasiado polarizada. Eso hace que los únicos coches de competición que forman parte de la lista son mononplazas de la categoría reina. Pero sea como fuere, es innegable que el equipo capitaneado por Frank Williams y recientemente su hija Claire se ha labrado una historia propia en los últimos 40 años. Cuando alguien consigue ser un equipo ganador en un lustro, es que se trata de algo especial.

Continuar leyendo »