La DGT nos da 7 consejos para asegurar la buena salud de los neumáticos de nuestro coche

No nos cansaremos de decir que un buen mantenimiento de nuestros neumáticos es clave de cara a enfrentarnos a una situación de riesgo con las máximas capacidades de reacción de nuestro vehículo, es, por muy manida que esté la frase, lo que une nuestro vehículo al suelo y escatimar en la compra de un buen neumático o descuidar su estado puede traducirse en una desgracia, en un reventón en el peor momento, una frenada que se alarga más de la cuenta, en la pérdida de tracción a la salida de una curva, inercias inadecuadas en una maniobra de esquiva... Para recordarnos el papel tan importante que juegan en nuestra seguridad la DGT nos alienta a seguir estas 7 claves para asegurarnos de la buena salud de nuestros neumáticos.

1.- Vigila la presión de tus neumáticos

Recurre a la presión anunciada por el fabricante para tu vehículo al hinchar las ruedas de tu coche, un dato que puedes ver o bien en el umbral de la puerta del conductor o en el tapón del depósito (en algunos coches) o bien en el libro de usuario del coche. Es aconsejable contar con un buen manómetro para medir las presiones de las ruedas, no te fíes del todo del de algunas gasolineras.

La DGT nos invita a revisar las presiones cada 15 días, revisando también la rueda de repuesto en caso de llevarla. Por supuesto debería ser una de las maniobras básicas a realizar antes de realizar un viaje largo por carretera.

2.- Revisa el desgaste del neumático

Además de controlar las presiones del neumático es fundamental que revises periódicamente la profundidad del dibujo de las cuatro ruedas, teniendo presente que el mínimo legal es 1.6mm.

Junto con la profundidad del dibujo también es importante que comprobemos que el desgaste de las ruedas está siendo uniforme, que no hay zonas que acusan de un desgaste más destacado. Esto se puede deber a una presión incorrecta del neumático, a una mala alineación o a que las suspensiones están en mal estado, siendo estas también pieza clave en las reacciones de nuestro vehículo.

3.- Límites de carga y de velocidad

Debemos ser conscientes del código de velocidad de nuestro neumático, teniendo presente que es ilegal montar un neumático con un índice de velocidad inferior al homologado por la marca así como el índice de carga, que nos informa de la carga máxima que puede soportar un neumático.

4.- Cuidado con mezclar modelos de neumáticos

No debes montar en el mismo eje distintos neumáticos, esto puede conllevar un mal comportamiento del coche por emplear diferentes compuestos y contar con un dibujo diferente. Además al rotar los neumáticos por su uso y por haber sustituido una pareja de las cuatro ruedas de nuestro coche no debemos hacerlo en diagonal, algo que conllevaría un desgaste prematuro y desigual del neumático.

5.- Vigila también la llanta

Además de observar con regularidad el estado de los neumáticos no te olvides de vigila también el estado de las llantas, sobre todo después de haber pasado a gran velocidad por un bache o tras haber golpeado la llanta. Una llanta en muy mal estado puede, con grietas en alguno de sus radios o abombada es tan peligrosa como un neumático en mal estado.

6.- ¿Has rozado tu neumático?

Además de poder dañar la llanta, un golpe con un bordillo puede ser sinónimo de una rotura del flanco del neumático o de un roce de una profundidad suficiente como para preocuparnos por un posible reventón, quizá incluso se ha hecho un daño interno no visible en el flanco. Si te ha ocurrido cambia el neumático tan pronto como puedas.

7.- ¿Cuándo fue la última vez que cambiaste las ruedas de tu coche?

Los neumáticos también sufren el paso del tiempo y el compuesto de la goma pierde facultades con los años, sobre todo si vivimos en zonas con una climatología extrema y el coche descansa fuera de un garaje. Lo ideal es que, si no se desgastan antes, los cambiemos entre los 4 y los 6 años.

Ver todos los comentarios 2
  • MascaHierros

    8.- Circular por debajo de 230 km/hora aunque seas un futbolista

  • K

    En mi opinión no tienes ni idea con eso de los 4-6 años.