comscore
MENÚ
Diariomotor

3 MIN

Saludar a un amigo usando el claxon te puede costar una multa

Semaforos Anti Ruido Bombay Claxon Volante

El claxon es un elemento imprescindible en cualquier coche. Es tan importante que su mal funcionamiento supone una ITV desfavorable, sin lugar alguno a dudas. Y aún así, el claxon es usado en muchas ocasiones para lo que no ha sido diseñado, como por ejemplo, dejar ir nuestra frustración contra ese conductor que nos ha hecho una "jugarreta". Otro uso, del que os vamos a hablar hoy día, es el de saludar a un amigo o un familiar con un toquecito de claxon. Una actitud amable y amigable, que sin embargo, puede ser objeto de una multa por parte de las autoridades. Te contamos por qué.

¿Para qué podemos usar la bocina del coche?

Aunque parezca tener multitud de usos, el claxon solo debe usarse en circunstancias muy concretas. Para descubrir cuáles son, no tenemos más que consultar el Artículo 110 del Reglamento General de Circulación:

Excepcionalmente o cuando así lo prevea alguna norma de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, podrán emplearse señales acústicas de sonido no estridente, y queda prohibido su uso inmotivado o exagerado.

Las advertencias acústicas sólo se podrán hacer por los conductores de vehículos no prioritarios:

a) Para evitar un posible accidente y, de modo especial, en vías estrechas con muchas curvas.

b) Para advertir, fuera de poblado, al conductor de otro vehículo el propósito de adelantarlo.

c) Para advertir su presencia a los demás usuarios de la vía, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70.

Como habéis podido comprobar, el primer párrafo deja muy poco margen de interpretación. El uso del claxon es excepcional y se limita a los tres supuestos recogidos un poco más abajo. Debemos usarlo para evitar un accidente, a la hora de adelantar fuera de poblado si resulta necesario y por vehículos no prioritarios en servicio de urgencia. Es decir, si estamos transportando a una persona al hospital, y el tiempo es un factor clave. En este último supuesto, el uso del claxon iría acompañado de las luces de emergencia, además de poder ir acompañado de sacar por la ventana un pañuelo blanco.

Saludar a un amigo no es un uso permitido del claxon, ¿cuál es la multa?

Si acabamos de ver a nuestro amigo Juan por la calle del barrio y vamos en nuestro coche o moto, podemos estar tentados de saludarle, llamando su atención con un breve pitido. Aunque no hay nada intrínsecamente malo en ello, es una conducta no recogida en el Reglamento General de Circulación. Podemos ser multados por un policía si somos cazados "in fraganti", y la multa, normalmente, tendrá un importe de 80 euros. ¿Por qué decimos normalmente? Porque nuestro claxon podría estar violando normativas municipales de contaminación acústica, y ahí, entramos en un terreno muy pantanoso.

La multa es de 80 euros y no conlleva pérdida de puntos.

Las multas por contaminación acústica suelen quedar reservadas a fiestas ilegales, obras o ruidos descontrolados, y pueden acarrear sanciones económicas de hasta 6.000 euros. En la práctica, es difícil - por no decir imposible - que nos multen con 6.000 euros por saludar a un amigo con un par de toques de claxon. Pero si pitamos de forma continuada, por ejemplo, porque un coche en segunda fila está bloqueándonos el paso, y estamos frente a un hospital o una escuela... podemos tener serios problemas con la ley. Si ese caso se da, lo mejor que puedes hacer es tener paciencia y llamar a la grúa municipal.